Jaime Jaraíz, presidente y CEO de LG Electronics Iberia, ha charlado en un nuevo #ForbesLive con Andrés Rodríguez, presidente y editor de Forbes España, sobre el papel de la multinacional coreana en la crisis por coronavirus.

Han pasado tres meses desde que la compañía confirmara que cancelaba su asistencia al Mobile World Congress 2020 de Barcelona por la crisis sanitaria. Era la primera que tomaba esta decisión.

El directivo explicaba a principios de febrero a Forbes que era una decisión “difícil y muy costosa” para la empresa, pero que lo principal era la seguridad y la salud de sus empleados, clientes, proveedores y partners. Hoy, afirma que fue la decisión correcta.

“Cuando vimos que en el Mobile World Congress no había más protocolo que no darse la mano, decidimos no ir para no poner en riesgo a nuestros trabajadores y partners. Cuando anunciamos que no íbamos, sufrimos bastantes presiones. Hicimos bien. Haber ido allí hubiese sido una bomba biológica. Perdimos muchísimo dinero al no ir, pero si evitamos un problema mayor, bien perdido está”.

Reconstruir unidos

LG quiere ser partícipe de las decisiones que tome el Gobierno para reconstruir la economía del país una vez se alcance la ‘nueva normalidad’. “Espero que el Gobierno nos pida opinión. Creo que tenemos mucho que aportar. Se puede hacer en un entorno participativo. No es un esfuerzo para nosotros. En los momentos difíciles sale la verdadera personalidad de las personas, la dimensión de cada uno, también de las empresas. Hay muchas que quieren ayudar sin pedir nada a cambio”.

En cuanto a la tecnología y el teletrabajo, Jaraíz opina que “hemos dado un salto de cinco años en unos meses por necesidad. Nuestra forma de hacer negocios va a cambiar radicalmente“.

Y espera que en el último trimestre mejore la situación. “Esperamos una muy buena campaña de Black Friday y Navidad, debido al aplazamiento total de las compras, por la cancelación de la Eurocopa y porque ahora el consumo está retraído”.

El cambio climático como prioridad

El movimiento Smart Green de LG tiene como reto plantar 47 millones de árboles cada año en España, uno por habitante, para mitigar los efectos del calentamiento global. Gracias a la tecnología de LG y CO2 Revolution, este plan de reforestación es sostenible y eficiente.

“España necesita reforestar para combatir el cambio climático. Nosotros este año tenemos previsto plantar 2,5 millones de árboles. Retomaremos en octubre. Todo el mundo quiere hacer algo contra el cambio climático. Nosotros creemos que lo mejor para hacerlo es crear un movimiento social para la reforestación“, asegura Jaraíz.

Siempre hemos pensado que la tecnología nos salvará. Y con el cambio climático, creíamos que vendría una tecnología a salvarnos. Con el coronavirus hemos visto que somos más vulnerables. La mejor tecnología que hay para absorber el carbono es un árbol. La naturaleza necesita su espacio, porque si no, los siguientes seremos nosotros”.

Más #ForbesLive: