"
"

José Antonio Llorente (LLYC): «Me encantaría ver a nuestros políticos trabajando juntos por nuestros intereses»

El socio fundador y presidente de LLYC habla sobre el coronavirus y el papel de la comunicación en esta crisis sanitaria en un nuevo #ForbesLive.

Compartir

José Antonio Llorente, socio fundador y presidente de LLYC, ha comentado sus impresiones sobre la actual crisis por coronavirus y el papel que tiene la comunicación con Andrés Rodríguez, presidente y editor de Forbes España, en nuestro nuevo directo #ForbesLive.

El directivo comenzaba su intervención haciendo hincapié en la dureza del momento que vive la sociedad en la actualidad. «Es una crisis muy complicada, genera una incertidumbre enorme, ansiedad, preocupación. Nos afecta a todos, también en lo personal. La crisis va a causar mucho dolor en todo el mundo. Hay que ser solidario. Parece que empezamos a poder con el virus, pero se nos viene encima una crisis económica grave y alarmante que creo que va a causar mucho sufrimiento».

En su opinión, esta pandemia «nos ha pillado desprevenidos«, aunque la compañía pudo reaccionar rápidamente y movilizar a sus trabajadores. «Unos días antes de que se decretara el estado de alarma, pusimos a los empleados a teletrabajar en España; y dos días después, en el resto del mundo. En cuestión de 24 horas teníamos a 600 personas teletrabajando. Teletrabajamos desde antes del estado de alarma, por responsabilidad y porque afortunadamente estábamos tecnológicamente preparados».

Para Llorente, esta es una situación exitosa por la implicación de la empresa, pero también por los trabajadores, quienes han tenido que adaptar sus hogares a esta nueva realidad. «Tenemos la virtud de ayudar a una compañía que vive un momento estupendo, pero también a otra que vive una situación complicada. Somos privilegiados porque no hemos tenido que cerrar».

Para Llorente, también el mundo entero está haciendo «un esfuerzo enorme para superarlo» y estamos superándolo. «Ha sido un reto grande que hemos superado con buena nota en todo el mundo y que habla mucho de la capacidad que tenemos los seres humanos para adaptarnos. Si algo ha funcionado bien en esta crisis es la sociedad civil, el empresariado y los servicios esenciales«.

Confianza en los profesionales sanitarios

El directivo se muestra muy optimista en relación al sector de la sanidad y la investigación. «Tengo una gran confianza en la ciencia, los científicos, los médicos… Creo que vamos a tener vacunas, medicamentos, test… Pero es una pena no haberlo podido anticipar».

También se acuerda de las personas y los empleados que continúan trabajando día tras día. «Tenemos una ciudadania que es ejemplar. Ha cumplido con lo que tenía q hacer. Y los servicios esenciales han demostrado que son capaces de sacarnos a flote en una situación complicada como lo es esta».

No obstante, reflexiona sobre el futuro. «Cuando pase todo esto es cuando tenemos que hacer un análisis a fondo de lo que ha fallado y lo que debemos mejorar. Ahora tenemos que arrimar el hombro, construir y defendernos unos a otros. Ahora tenemos que estar unidos porque la unión hace la fuerza. La recuperación va a depender de todos. Ya vivimos una crisis muy intensa y tenemos que ser gestores solidarios. Y generosos».

Una comunicación más exigente

Muchos son los que opinan que tras esta crisis sanitaria las personas, los métodos de trabajo o las exigencias del mercado van a cambiar. Esta afirmación la comparte el socio fundador y presidente de LLYC. «No soy futurólogo, pero no vamos a ser los mismos y no vamos a vivir lo mismo. Esto nos va a cambiar y nos obligará a adoptar nuevos métodos«.

En este sentido, subraya la situación a la que se enfrenta el sector de la comunicación: «En comunicacion hablamos de honestidad, transparencia, empatía con los ciudadanos… Son conceptos que no son nuevos, ya estaban inventados y puestos en práctica, pero, probablemente, los nuevos tiempos van a a acentuar su uso y van a ser mas exigentes«.

Política vs pandemia

Los políticos tienen la difícil tarea de decidir las medidas a tener en cuenta sin tener precedentes, pero a veces esas decisiones pueden ser acertadas o erróneas, dependiendo ‘del color de la camiseta’. En este sentido, Llorente subraya que el debate político en algunos países «supera» al debate técnico de lo que hay que hacer, y eso no es lo que la sociedad quiere.

«Lo que la ciudadanía espera en este momento no es política, sino soluciones. Quiere ver a sus dirigentes trabajando en equipo y por el interés general. No creo que la política partidista tenga un rol en este momento. Ciertamente en el ejercicio de lo q hay que hacer nos vamos a equivocar, pero hay que trabajar unidos«.

En este sentido, subraya el papel fundamental de la comunicación en estos momentos. «Los Gobiernos y las empresas necesitan que la gente y sus empleados tengan las directrices claras. Y la Comunicación es esencial para eso».

Y hace una petición a los políticos: «Les pido a los políticos que trabajen juntos, que piensen en el interés general y que nos ayuden a construir una sociedad, un país y un mundo mejor. Las ideologías en este momento creo que son menos importantes que el interés general. Me encantaría ver a nuestros políticos trabajando juntos por nuestros intereses».

Experiencia dilatada

En sus más de 30 años de experiencia, José Antonio Llorente ha asesorado numerosas operaciones corporativas: fusiones, adquisiciones, desinversiones, joint ventures o salidas a bolsa. Los reconocimientos profesionales le avalan: medalla de plata como PR Executive of the Year en los International Business Awards o SABRE Award for Outstanding Individual Achievement, entre otros.

Previamente trabajó como consejero delegado en la firma Burson-Marsteller, en el departamento de Comunicación de la CEOE y como periodista en la Agencia EFE. LLYC es una firma global de consultoría de comunicación y asuntos públicos. Ayudan al cliente a tomar decisiones estratégicas dentro del contexto disruptivo e incierto en el que se mueve (teniendo en cuenta su impacto reputacional), además de colaborar con él en la ejecución exitosa de las mismas. Cuanta con casi seiscientos profesionales que en sus dieciséis oficinas repartidas por trece países dan cobertura y asesoramiento a firmas y empresas de reconocido prestigio.

Más #ForbesLive:

Más información: