Iñaki Ereño, CEO de Sanitas y Europe & Latam de Bupa, ha sido entrevistado por Andrés Rodríguez, presidente y editor de Forbes España, este miércoles en nuestro nuevo #ForbesLive.

Durante el encuentro en directo, Ereño ha puesto de manifiesto que nunca habían imaginado que pudiera ocurrir algo así y que la sanidad no estaba preparada para una pandemia, tal y como había asegurado la Organización Mundial de la Salud (OMS) en muchas ocaciones.

Asimismo, ha explicado como está afectando la crisis sanitaria y económica a la compañía, al sector y a la sociedad española. “Este coronavirus tiene algún elemento que facilita su gestión. Y es que se va moviendo de un sitio a otro. En países que han sido muy eficientes en la gestión del coronavirus, son muy ineficientes en la gestión posterior”, pero matiza que, aunque la compañía tenía “protocolos para pandemias”, esto les ha superado, “como a todos”. Lo bueno, en su opinión, es que han tenido “una reacción muy rápida“.

En cuanto al futuro más cercano que se abre ante el sector salud a nivel nacional, matiza que “es pronto para hacer una valoración, porque hay muchas cosas que no sabemos. La adaptación que hemos tenido que hacer es enorme“. No obstante, desde su punto de vista, el sector seguros “es resistente en circunstancias extremas”. Aunque, en su opinión, las pandemias “van a volver”. Y puntualiza: “Este virus es menos letal que otros que podrían venir“.

Por otro lado, el ejecutivo puntualiza que existe “cierto consenso” en que lo primero que va a llegar “va a ser la medicación”; la vacuna “tardará en llegar por una cuestión técnica”.

Paciente digital

En relación a cómo ha sido la adaptación del paciente, el directivo considera que el coronavirus “ha traído la consolidación de lo que antes se sospechaba: el móvil es el rey y la provisión médica se acerca a casa del paciente“, ya que “antes del coronavirus hacíamos unas 500 consultas a través del móvil al día. Ahora se ha multiplicado por 10 y hacemos unas 5.000”.

Y ha hecho un llamamiento a la sociedad española para que los ciudadanos pidan al Gobierno –cuya relación están teniendo a través de las Consejerías– y a la sanidad pública “recursos, la posibilidad de hablar con un médico siempre que lo necesiten y un escenario de seguridad”.

No harán ERTEs

El CEO de Sanitas y Europe & Latam de Bupa también ha explicado como está siendo el día a día dentro de la compañía. En este sentido, explica que no tienen la necesidad de hacer ERTEs porque “nos lo podemos permitir” y “no queremos“, lo que “da tranquilidad a nuestros trabajadores“.

Sanitas tiene una plantilla de 11.000 empleados y todos están trabajando. “Los que tenemos trabajo de oficina, estamos en casa; los que tienen trabajo de estar en el frente, están en el frente. Hablo todos los días con todos los empleados. Igual que los equipos de dirección hablan todos los días con sus equipos”.

Y no han perdido el contacto con sus clientes: “Estamos en constante comunicación con clientes. Somos conscientes de que hay citas que hay que reprogramar y las retomaremos lo antes posible“.

La compañía aseguradora y proveedora de servicios de salud y bienestar ofrece diferentes servicios relacionados con el sector salud. Entre ellos, residencias de mayores, muy golpeadas por la crisis del coronavirus. “La revolución ha sido gigantesca. Ha sido durísimo. En nuestras residencias de mayores, con 6.000 residentes, tenemos 300 afectados por coronavirus. Es un 5%. Se ha generalizado de forma injusta con las residencias de mayores. Es verdad que hay casos en los que la gestión no está a la altura. Esos casos de deberían retirar”.

En relación a sus instalaciones, matiza que han vaciado hospitales de actividad programada para ponerlos al servicio de la situación actual y han cerrado 150 clínicas dentales, dejando abiertas 40 para atender urgencias.

Más #ForbesLive:

Más información: