Adriana Domínguez, presidenta de Adolfo Domínguez, ha charlado con Andrés Rodríguez, presidente y editor de Forbes sobre los hitos de la moda y cómo se plantea el futuro del sector en un nuevo #ForbesLive.

La directiva, que el pasado mes de mayo asumió la presidencia del Grupo Adolfo Domínguez sustituyendo a su padre en un “relevo generacional”, confiesa que para ella la figura de su padre ha sido fundamental: “que mi padre sea el fundador me ha ayudado a la hora de coger el testigo”.

Para Adriana Domínguez, “Adolfo Domínguez no fue un estilo de vestir, vistió un sentimiento, el de la transición española”, y por eso asegura que para ella su visión estratégica tiene mucho que ver con volver a ser lo que son, porque para ella el textil está íntimamente ligado con la familia y los valores de esta.

La presidenta del Grupo Adolfo Domínguez ha hablado sobre la importancia de tener en cuenta el salto digital teniendo en cuenta que la marca ha crecido este año un 20% en tienda online: “La experiencia digital es fortísima. Nosotros estamos intentando emular la experiencia digital en las tiendas. En digital puedes tener fotos, texto y vídeo.”

Si algo tiene claro la hija y sucesora de Adolfo Domínguez, es que las marcas también son medios de comunicación a pequeña escala, donde considera muy importante contar la historia de la marca, pero también contar la historias que quieres apoyar. “Comprendo muy bien la marca. Soy muy ambiciosa y sé dónde quiero ir. Para las campañas publicitarias tienes que tener a alguien que te entienda”- afirma Adriana.

Sobre la crisis causada por el Covid-19, la directiva ha confesado que prefiere verlo como una oportunidad: “una crisis lo revuelve todo y te fuerza a replantearte muchas cosas”. Aunque todavía tienen muchas tiendas sin abrir pero estima que habrá una segunda oleada en octubre, Adriana Domínguez se muestra optimista: “creo que podremos convivir con el virus”.

Más #ForbesLive: