Jorge Cosmen, presidente de Alsa, ha charlado con Andrés Rodríguez, presidente y editor de Forbes España, sobre el sector del transporte a nivel nacional e internacional en un nuevo #ForbesLive.

El directivo, que ha participado en la segunda jornada de la cumbre empresarial organizada por la CEOE bajo el título Empresas españolas liderando el futuro, ha explicado que esta iniciativa “es un grano de arena más por ese esfuerzo común que debemos hacer todos”.

Durante su intervención en la conferencia, Cosmen ha explicado que en el sector de la movilidad en autobús han detectado que hay “escasez” de mano de obra de conductores, por un tema generacional, ya que se jubilan más personas de las que se incorporan y los que se sacan este carné de conducir. Una de las razones principales que dan explicación a esta situación “es el coste del mismo”.

Por ello, el directivo propone ligar o alinear el ingreso mínimo vital (IMV) con este tipo de formación, que “le acompañará a la persona toda su vida, que creo que le va a provocar una mayor autoestima, que es importante, y que también es beneficiario para la economía y el sector”.

La renta mínima es una cosa muy buena y necesaria para todos aquellos que lo necesitan, pero sería bueno alinear esa renta a algún tipo de formación“.

Esfuerzo constante

Las empresas se han visto muy afectadas por la crisis por coronavirus, especialmente las que se engloban en el sector turístico. En este sentido, Cosmen explica que desde Alsa “se han hecho muchos esfuerzos y seguimos haciéndolos para trabajar en la confianza de los clientes tras el confinamiento“.

Por otro lado, matiza que los más optimistas creen que se llegará a los niveles pre-covid a mediados de 2022 y que el teletrabajo “ha llegado para quedarse”, lo que va a afectar en los desplazamientos de las personas.

La tecnología acerca a los clientes

Cosmen ha explicado que la tecnología está permitiendo que “el abanico de opciones” para los usuarios sea muy amplio y pone de manifiesto el gran equipo con el que cuenta la compañía. “Nuestra gente está volcada con los clientes. Es verdad que no somos perfectos. Cometemos errores, claro, pero hay que reconocerlos y solucionarlos”.

Asimismo, considera que existe un “componente sentimental” al utilizar el autobús como medio de transporte porque en España “viajamos mucho en este transporte hasta los 16-18 años”.

En su opinión, las tendencias están cambiando y la gente joven “ya no necesita tener un coche en propiedad.

Además, el presidente de Alsa subraya que “el uso del autobús en España en desplazamientos entre ciudades es más elevado que en otras regiones”.

Más #ForbesLive: