"
"

Jesús Gil (Gilmar): «Hace falta una Administración que no dé bandazos. Necesitamos ser más serios»

El CEO de Gilmar habla sobre el parón del sector inmobiliario en tiempos de coronavirus.

Compartir

Jesús Gil, consejero delegado de Gilmar, habla en un nuevo #ForbesLive con Andrés Rodríguez, presidente y editor de Forbes España, sobre el sector inmobiliario durante el coronavirus y el futuro de la compra/venta de inmuebles –del que opina que «vamos a ver muchas cosas que hoy ni siquiera nos imaginamos».

El empresario explica que el mercado inmobiliario «ahora mismo está parado», ya que «necesita que el cliente vaya a visitar una casa y eso en la fase inicial no es posible«. No obstante, asegura que «casi casi tenemos que sujetar a la gente en la Fase 0 para que no vayan a ver inmuebles»; mientras que en algunas zonas que han pasado a la fase 1 ya han cerrado operaciones.

En esta crisis por coronavirus, Gil reconoce que la tecnología «nos ha permitido ahorrar tiempo, sobre todo para los clientes, pero para comprar una casa es necesaria la visita física para ver el inmueble».

En cuanto a las bajadas de precios de las viviendas, cree que habrá «un ajuste lógico» del coste de los inmuebles, pero, en su opinión, es pronto para poder estimar cómo va a ser.

Asimismo, considera que el inversor de inmuebles «va a ser una figura importante en nuestro sector«.

No obstante, afirma que esto debe ir acompañado por una Administración que es quien genera seguridad o incertidumbre. En su opinión, «hace falta una Administración que no dé bandazos. Necesitamos ser más serios. Y no que un día digan una cosa y al siguiente, otra».

España, lugar de vacaciones

El sector turístico es uno de los más resentidos por la crisis por coronavirus y Gil lo sabe. Por ello, anima a los ciudadanos a elegir España como destino este verano. «No hay un sitio mejor para irse de vacaciones que España. Cuanto más salgo al extranjero, más me doy cuenta de esta realidad».

Además, defiende el alquiler como alternativa de vivienda habitual. «Alquilar es la opción para los que no pueden comprar. También hay desgravaciones y en algunos casos puede interesar más alquilar que comprar. El inmobiliario va a seguir siendo un valor seguro».

Y se acuerda del sector financiero: «Los bancos tienen que seguir haciendo su negocio, no son ONGs. No hay dinero y el que tienen se lo dan a quien sabe que lo va a poder devolver».

Por último, ha comentado su visión sobre la serie de no-ficción sobre su padre Jesús Gil. «La serie sobre mi padre me pareció más ajustada a la realidad que otros reportajes. Eso no quiere decir que esté de acuerdo con todo lo que se dice en ella».

Más #ForbesLive: