Brad Pitt y Angelina Jolie no están cerca de resolver su divorcio casi cinco años después de anunciar su separación. La pareja, que comenzó su noviazgo en 2005 después del divorcio de Pitt y Jennifer Aniston, estuvo junta durante 11 largos años, dos de ellos casados. Ahora, el que fuera uno de los matrimonios más estables de Hollywood, está a punto de cumplir su quinto año de peleas en los tribunales.

Hace poco, expertos en la materia familiarizados con el caso revelaron que el divorcio podría prolongarse otros seis años, según publica el portal Celebrity Net Worth. De ser así, Pitt y Jolie habrán pasado el mismo tiempo juntos que intentando disolver su unión.

Además, el divorcio de Brangelina va camino de convertirse en el más caro en términos de honorarios legales de toda la historia de Hollywood. Al parecer, Pitt y Jolie ya habrían gastado más de un millón de dólares en facturas legales hasta la fecha.

Los actores no habrían llegado a un acuerdo sobre cómo dividir sus fortunas o la custodia de los seis hijos que tienen en común que por ahora le pertenece a Angelina. Algo con lo que Brad no está de acuerdo.

Si Angelina realmente quiere evitar que Brad tenga la custodia compartida, podría hacer que este caso se prolongue durante seis años más. En ese momento, sus hijos menores, Knox y Vivienne, tendrían 18 años.

A medida que el caso se alarga, las facturas legales se acumulan. Se cree que Angelina vendió un cuadro de Winston Churchill que Brad le regaló cuando aún estaban juntos para hacer frente a los pagos. Algo que de ser así consiguió pues la pintura se vendió por  11,5 millones de dólares en una subasta en Londres a principios de marzo.

Abogados a 1.500 dólares la hora

Como hay mucho en juego –y mucho que perder– ambos han contratado a los mejores abogados del país. Y dicho estatus lleva aparejados altos honorarios: unos 1.000 o 1.5000 dólares la hora. Y es probable que dediquen entre 40 y 50 horas a la semana al divorcio de Pitt y Jolie.

Los excónyuges también contrataron a un juez privado cuyo salario asciende a los factura 1.000 dólares por hora y cuesta unos 10.000 dólares al día. No sería descabellado decir que un juicio de cinco días le costaría a la ex pareja 50.000 dólares por adelantado más otros 10.000 dólares para revisar todos los documentos legales del caso antes del juicio. Eso podría acabar costándoles muy pronto cerca de 500.000 dólares.

Otro punto de fricción en el divorcio Pitt Jolie es su residencia Chateau Miraval en Francia, donde celebraron su boda en 2014. El castillo y el viñedo costaron 67 millones de dólares cuando lo compraron en 2008.

La propiedad se compró cuando aún no estaban casados, lo que hace que sea muy complicado de determinar a quién pertenece si el que lo compró añadió al otro como propietario.

Todo parece indicar que el desenlace está lejos de llegar a su fin.