Nunca se sabe lo que ocurre después de ese “Y vivieron felices para siempre” de los cuentos de hadas. La vida real no es una película romántica y, muchas veces, el amor se rompe, como decía Rocío Jurado, “de tanto usarlo”. O quizás porque uno de los dos encuentra su camino al lado de otra persona.

Según la Asociación Española de Abogados de Familia (AEAFA), el impacto de la crisis económica ha disuadido a muchos españoles de dar el paso para formalizar la ruptura matrimonial. El aumento de consultas para divorciarse que se produjo tras el confinamiento domiciliario no se traducirá, de esta forma, en separaciones y divorcios.

“Las personas que se encuentran en paro, ERTE o han perdido su negocio no pueden sostener dos unidades familiares a la vez”, ha declarado la presidenta de la AEAFA, María Dolores Lozano, en un comunicado a través de RTVE.es.

Un divorcio cuesta mucho dinero y en Hollywood lo saben bien. Aquí te contamos los más caros de la historia.

Mel Gibson y Robyn Moore
Mel Gibson y Robyn. Foto: Barry King/WireImage

Ostentan el podio de los divorcios más caros de Hollywood. El matrimonio decidió separar sus caminos en 2011, después de 30 años juntos y dos años de litigios. Gibson tuvo que dividir su fortuna de, aproximadamente, 850 millones de dólares (671 millones de euros), lo que se traduce en 425 millones de dólares (346 millones de euros) para Robyn.

Arnold Schwarzenegger y Maria Shriver

La periodista decidió poner fin a 25 años de matrimonio cuando se descubrió la relación extramatrimonial que el actor mantenía con una empleada del hogar, a la que dejó embarazada al mismo tiempo que su mujer. La cifra que Terminator tuvo que desembolsar a su exmujer fue de 200 millones de dólares (163 millones de euros), la mitad de su patrimonio.

Nikole Kidman y Tom Cruise

Fueron una de las parejas más aclamas de Hollywood, los Brangelina de los noventa. Pero, al igual que Angelina y Brad, su amor se rompió y se divorciaron 11 años después de contraer matrimonio. Cuando Cruise solicitó el divorcio, en el 2001, su fortuna rondaba los 250 millones de dólares (203 millones de euros). Llegaron a un acuerdo de separación por la que Kidman obtuvo 85 millones de dólares en efectivo  (69 millones de euros) más algunas propiedas, lo que eleva la cifra a 190 millones de dólares (155 millones de euros).

Michael Jordan y Juanita Vanoy

La pareja se casó en Las Vegas el año 1989 y estuvieron juntos hasta 2001. 17 años de amor que terminaron con un divorcio millonario: 168 millones de dólares (137 millones de euros) y la mansión familiar de Chicago que pasaron a ser propiedad de Vanoy.

Harrison Ford y Melissa Mathison
Harrison Ford y su esposa Melissa Mathison alrededor de 1990 en la ciudad de Nueva York. Foto: Sonia Moskowitz (Getty Images)

Solicitaron su separación en agosto de 2001 y se divorciaron en 2004 tras 18 años casados, para entonces, el actor ya había iniciado una nueva relación con Calista Flockhart. Las cifras exactas se desconocen, pero se estima que el divorcio costó entre 85 y 118 millones de dólares (69 y 96 millones de euros).

Amy Irving y Steven Spielberg

El primer matrimonio del famoso director apenas duró cuatro años. Estuvieron casados entre 1985 y 1989 y, aunque tenían un acuerdo prenupcial, fue desestimado por el juez porque estaba escrito en una servilleta. Spielberg tuvo que pagarle a Irving 100 millones de dólares (81 millones de euros).

Kevin Costner y Cindy Silva

Se conocieron cuando eran jóvenes y se casaron en 1978 cuando ambos estudiaban en California State Fullerton. Tras 16 años juntos se divorciaron y, como por aquel entonces Costner ya era un actor reconocido, tuvo que pagar a Silva 80 millones de dólares (65 millones de euros).

Madonna y Guy Ritchie
Madonna asiste al estreno mundial de RocknRolla en el Odeon West End el 1 de septiembre de 2008 en Londres, Inglaterra. Foto: Ferdaus (Shamim/WireImage)

Se casaron en el año 2000 y se divorciaron en el 2008. Ocho años que le costaron muy caro a la Reina del Pop. Madonna tuvo que pagar al director 92 millones de dólares (75 millones de euros). Además, le entregó una casa de campo y un pub en Londres que compraron a medias.

James Cameron y Linda Hamilton

Dos años duró el matrimonio entre el director y la actriz. A pesar el breve periodo de tiempo que estuvieron casados, las cifras del divorcio llegaron a los 50 millones de dólares (40 millones de euros) que tuvo que pagar Cameron. Era la cuarta esposa para el artífice de Titanic.

Michael Douglas y Diandra Luker

Se dieron el “sí quiero” en 1977 y se divorciaron en el año 2000 después de que Diandra sorprendiera al actor cometiendo una infidelidad que le costó 45 millones de dólares (36 millones de euros).

Kelsey Gramer y Camille Donatacci

El protagonista de la histórica serie Frasier y la que era su mujer pusieron fin a 14 años de matrimonio en el año 2012 por 30 millones de dólares (24 millones de euros). El actor declaró que el amor se había acabado mucho antes de empezar el matrimonio.