Terminar una comida con un buen café y luego disfrutar de una copa y de un Habano es un ritual clásico pero que está volviendo en las mejores sobremesas. Es algo tan especial que, cuando se prueba, no se olvida nunca. Y más, cuando los protagonistas de este encuentro son la marca más premium de Habanos, Cohiba, y el exclusivo brandy de Lustau.

El Cohiba Siglo II es un cigarro de calibre fino y longitud mediana, ideal para una elegante fumada de unos 35-40 minutos. En boca y nariz desprende notas amaderadas, especiadas, con puntas amargas y un recuerdo dulzón.

Por otro lado, el brandy Lustau Solera Gran Reserva Finest Selection aporta matices complejos de fruta madura, especias y frutos secos. Y el café Medium Roast presenta una acidez y un amargo bien equilibrados.

Este triple maridaje combina armoniosamente en nuestro paladar los matices de almendra, pimienta blanca y miel del Cohíba Siglo II, con las notas de uva pasa, avellanas, cacao, vainilla y canela del brandy Lustau y con los recuerdos de tofe del café Medium Roast. ¡Una tradición que vuelve a nuestras sobremesas