La vicepresidenta y gerente general de Nike en América del Norte, Ann Hebert, ha dimitido este lunes tras un escándalo de reventa de zapatillas de la firma que involucra a su hijo, Joe Hebert.

Según informó Bloomberg Businessweek, el joven se gastó más de 100.000 dólares en 600 pares de zapatillas de edición limitada (Yeezy Boost 350 Zyon, de Adidas) con la tarjeta de crédito de su madre. Su objetivo era revenderlas en su tienda online West Coast Streetwear.

Una portavoz de  Nike detalló a la NBC que fue la propia Ann Herbert la que renunció a su puesto por propia voluntad. La exvicepresidenta ya había comentado en la compañía los negocios en los que estaba involucrado su hijo.

Herbert aseguró que no había de por medio conflicto de intereses o violación de alguna de las políticas de la empresa. Además afirmó que West Coast Streetwear no había accedido a información privilegiada y no había tenido ninguna relación comercial con Nike, incluyendo la compraventa directa de productos de marca.

La reventa, en auge por el covid-19

El negocio de la reventa online se ha visto beneficio como consecuencia de pandemia provocada por el covid-19. El informe de Cowen ha señalado que parte del crecimiento más rápido del mercado de segunda mano se produjo en los meses posteriores al inicio de la crisis sanitaria. Esto se debe, en parte, a los grandes descuentos que han realizado las empresas de calzado para hacer frente a los descensos de ventas.

Ya sea por las restricciones impuestas o por el miedo a un contagio, los compradores comenzaron a evitar ir a las tiendas físicas. En su defecto, las compras las hacían a través de internet, donde siempre hay hueco para las páginas que ofrecen descuentos en ropa de marca.

Una de esas páginas es StockX, donde jóvenes “emprendedores” ofrecían productos descatalogados pero conservados en su embalaje original, toda una revalorización.

Jesse Einhorn, economista senior de StockX, declaró a Bloombrerg que mayo y junio de 2020 fueron los dos meses más fructíferos en ventas desde el lanzamiento de la plataforma, en 2016.

También es probable que haya recibido un impulso, señala, por la emisión de ESPN y Netflix, a partir de mediados de abril, de The Last Dance, una crónica de la última temporada de Michael Jordan con los Chicago Bulls, que atrajo a muchos compradores mayores al mercado por primera vez.