Adoro usar joyas, pero no porque sean mías. Uno no puede poseer el fulgor, solo lo puede admirar”decía Elisabeth Taylor. La mayoría nos conformamos con eso, con  admirar (y mirar).

Desde el collar de Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes hasta el anillo de compromiso de Carrie Bradsahaw en Sexo en Nueva York, aquí te mostramos algunas de las joyas del cine que nos han dejado sin respiración.

  1. Las perlas de Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes
Audrey Hepburn en ‘Desayuno con diamantes’. Foto: Getty Images
Audrey Hepburn en ‘Desayuno con diamantes’. Foto: Getty Images

Una de las escenas más icónicas del cine es la de Audrey Hepburn desayunando un croissant y un café frente al escaparate de la joyería Tiffany&Co de nueva York. Un collar de cuatro vueltas formado por 120 perlas adornadas con un broche en el centro servía de complemento para un vestido negro de Givenchy. La pieza, por supuesto, estaba diseñada por Tiffany&Co.

2. Los diamantes de Nicole Kidman en Moulin Rouge

El collar de diamantes que lleva Satine, el personaje de Nicole Kidman, en Moulin Rouge existió de verdad y su elaboración llevó meses de trabajo. Actualmente la joya pertenece a la colección de Stefano Canturi, diseñador de la pieza.

  1. Los rubís y diamantes de Julia Roberts en Pretty Woman
Julia Roberts y Richard Gere en ‘Pretty Woman’. Fotograma de la película.
Julia Roberts y Richard Gere en ‘Pretty Woman’. Fotograma de la película.

El reloj que Edward (Richard Geere) le regala a Vivian (Julia Roberts) está compuesto por 23 rubís rodeados por diamantes. Su precio es de 250.000 dólares (203.000 euros) y un vigilante de seguridad lo protegió constantemente durante el rodaje.

  1. El anillo de diamantes de Sarah Jessica Parker en Sexo en Nueva York

La historia de amor de Mr.Big y Carrie dio para muchas alegrías –y muchos disgustos– una de ellas, el anillo con el que le pide matrimonio. Un diamante negro de cinco quilates, montado sobre un anillo blanco con 80 diamantes cortó la respiración de los seguidores de la serie.

  1. El broche de camafeo de Vivien Leight en Lo que el viento se llevó
Fotograma de ‘Lo que el viento se llevó’
Fotograma de ‘Lo que el viento se llevó’

El broche que Leight utilizó pertenecía a la madre de la diseñadora y estaba hecho de oro. El diseño representaba una figura humana y un ave que volaba sobre ella. Una pieza de gran valor sentimental que, al igual que la película, forma parte de la historia del cine.

  1. Los diamantes de Marilyn en Los caballeros las prefieren rubias
“Los mejores amigos de las mujeres son los diamantes” dijo Monroe. Ataviada en un vestido rosa chillón de seda adornado con una gargantilla de diamantes, dos pulseras y el anillo de diamante The Moon of Baroda en Los caballeros las prefieren rubias nos demostró que para ella sí.
  1. Las perlas de Nathalie Portamn en Las hermanas Bolena

La B con la que Ana Bolena fue retratada es una de las joyas más emblemáticas de la historia. Su paradero sigue siendo un misterio. La consorte más famosa del rey Enrique VIII fue retratada con el collar, que habría sido vendido tras la ejecución de su dueña. El cine le ha rendido homenaje a la pieza en la película Las hermanas Bolena, en la que Nathalie Portman porta el collar de perlas.

  1. El corazón del mar de Kate Winslet en Titanic
Kate Winslet en Titanic. Fotograma de la película.
Solo necesitaba el collar para que Rose (Winslet) fuese pintada como “una de las chicas francesas” de Jack (DiCaprio). Y no es para menos. Un enorme diamante azul en forma de corazón es más que suficiente.
  1. El diamante amarillo de Kate Hudson en Cómo perder a un chico en diez días

Para esta comedia romántica protagonizada por Mathew McConaughey y Kate Hudson se confeccionó la joya más cara de la historia para una película. Nada más y nada menos que 5,3 millones de dólares (4,3 millones de euros) por un diamante amarillo de 84 quilates que luce la protagonista en un collar.

  1. El anillo de Elijah Wood en El señor de los anillos
Fotograma El Señor de los Anillos

El anillo más famoso de la historia del cine. Una pieza de oro con las inscripción “Un Anillo para gobernarlos a todos. Un Anillo para encontrarlos, un Anillo para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas”, es el protagonista de los libros de J.R.R Tolkien y de las películas de Peter Jackson.