Desde que Ariana Grande anunciara su compromiso con su novio, Dalton Gomez, no han cesado las especulaciones a cerca del origen de su anillo. La cantante publicó unas fotografías junto con Gomez en Instagram en las que se puede apreciar la joya.

Se trata de un diamante de talla oval de cinco quilates, colocado en dirección este-oeste, sobre el que se apoya una perla que, tal y como han especulado sus fans, se trataría de la cabeza de un alfiler de corbata del abuelo de la autora de 7 Rings. El anillo, al ser una pieza única, podría estar valorado entre 200.000 y 300.000 dólares (163.000 euros y 244.000 euros).

Ariana publicó –allá por el año 2014– una foto en Twitter en la que enseñaba la perla, acompañada de un texto en el que decía: “Mi nonna me ha hecho un anillo con la perla del alfiler de corbata de mi abuelo. Dice que le contó en un sueño que me protegería”. Una pieza de gran valor sentimental que ahora podría acompañar su anillo de compromiso.

El anillo japonés de Emma Stone

Otra de las grandes estrellas que anunció su compromiso a finales de 2019 –en la vieja normalidad– fue la oscarizada Emma Stone. El novio de la actriz, el director y guionista Dave McCary, hizo público su enlace en su perfil de Instagram. En la imagen aparecía la feliz pareja con una sonriente Stone enseñando el anillo.

Una “Perla de invierno” traída desde el taller de Tokio del maestro joyero Yoshinobu Kataoka cuyo precio es de 4.780 dólares (4.320 euros) adornaba el dedo de la protagonista de La La Land. No obstante, los planes de los novios se vieron alterados debido a la pandemia y pospusieron el enlace. A día de hoy no se sabe si se han casado en secreto y si la actriz está esperando su primer hijo.


El top 3 de anillos más caros de la historia

Mucho antes de Emma Stone y Ariana Grande, fue el turno del príncipe Rainiero de Mónaco y Grace Kelly. El monarca le regaló a la, por entonces, actriz una joya de 3,5 millones de euros para pedirle matrimonio.

A pesar de que el soberano puso el listón muy alto le superó Jay-Z. El rapero no escatimó en gastos a la hora de elegir el anillo de su mujer, Beyoncé. Una pieza de 18 quilates con una esmeralda por la que pagó 5 millones de euros.

El primer puesto le corresponde a Richard Burton. El actor desembolsó 8 millones de euros por un diamante puro de 33 quilates con el que le pidió matrimonio a Elisabeth Taylor.