¿Te gustaría adquirir el mítico outfit? Por desgracia, ya ha sido comprado, o mejor dicho, subastado. Esta venta tuvo lugar en Nueva York, en la sala de subastas más importante del país, Christie’s.

El precio pagado del vestido fue de 750.000 eurosconvirtiéndose en la cifra más alta pagado por un vestido del cine.

Un juego de diamantes y esmeraldas que perteneció a Elisabeth Taylor fue tasado y pagado en 18 millones de euros, un cuadro de Joan Miró más de 20 millones y por una fotografía de Carla Bruni y un desnudo que adquirió el caché de 60.000 euros, han sido otras de las grandes subastas de la casa.