Las firmas que engrosan la división de relojes y joyas del coloso del lujo LVMH (Hublot, Bvlgari, Tag Heuer y Zenith) presentaron la semana pasada sus novedades para este año. Lo hicieron en Dubái, en un evento propio separado de Baselworld, la mayor feria relojera del mundo, que se celebrará dentro de tres meses en Basilea (Suiza). El objetivo de LVMH era no esperar hasta mayo para enseñar sus nuevos relojes a periodistas, minoristas y coleccionistas.

En ese clima desértico al que no están acostumbrados los visitantes de Basilea, la compañía lució músculo e independencia. Y Bvlgari, con Jean-Christophe Babin al frente, volvió a demostrar que se toma la relojería muy en serio y que siempre busca ir más allá. En esta ocasión, ha añadido productos a sus colecciones pilares Serpenti, Divas ’Dream y Octo.

Para empezar, la firma romana ha exhibido un movimiento relojero en forma de lágrima para que encaje en las cajas redondeadas de la nueva línea Serpenti Seduttori. Y ha marcado un récord en esta familia: el del tourbillon (un mecanismo que anula el efecto negativo de la gravedad sobre la precisión del reloj) femenino más pequeño del mercado, en el que precisamente escasean los relojes con tourbillon para mujeres. El Serpenti Seduttori mini Tourbillon, en oro rosa o en oro blanco y con profusión de diamantes, es la estrella de la casa este año.

Otra de sus apuestas femeninas es el Divas’ Dream con Malaquita, el repetidor de minutos femenino más delgado hasta la fecha, cuyo precio asciende a 197.600 euros, además de otro con esfera de lapislázuli y uno más adornado con una pluma de pavo real. Al tirar de la borla de malaquita que se encuentra a un lado del reloj, surge el sonido.

En el apartado masculino, el icónico Octo ha desplegado cinco nuevas piezas, con acabados como cerámica pulida arenada, acero pulido satinado y oro rosa. Entre ellos, una nueva versión del Octo Finissimo Automatic y otra de su Octo Finissimo Minute Repeater, el reloj más delgado del mundo equipado con esta complicación, en una caja de oro rosa de 18 quilates.

Minoristas: todos los retos en el horizonte

Jeff Bezos ya no es la persona más rica del mundo

Rejojes con ‘Tourbillon’