El patrimonio neto del titán del comercio electrónico Jeff Bezos se ha reducido en 760 millones de dólares, hasta los 115.600 millones de dólares, cuando las acciones de Amazon cayeron un 0,7% este viernes. La caída de nueve cifras puede ser solamente una gota en el vaso para Bezos, pero ha sido suficiente para que pase del primer al segundo lugar en el ranking de multimillonarios del mundo de Forbes.

La nueva persona más rica del planeta (otra vez) es Bernard Arnault, el director ejecutivo del gigante del lujo LVMH. Este viernes, Arnault incrementó en 1.900 millones de dólares su riqueza neta tras la subida del 0,7% en el valor de las acciones de LVMH. El francés acumula actualmente un patrimonio valorado en 117.000 millones de dólares, frente a los 102.000 millones que tenía cuando apareció en la portada de Forbes de hace escasos cuatro meses. “Si nos comparas con Microsoft, [somos] pequeños”, comentó Arnault entonces a Forbes. “Es sólo el comienzo”.

Arnault es 7.000 millones de dólares más rico que el cofundador de Microsoft, Bill Gates, quien sigue siendo la tercera persona más rica del mundo, detrás de Arnault y Bezos. Gates sería más rico que ambos si no hubiera donado 35.800 millones de dólares a la caridad a lo largo de su vida.

El grupo LVMH de Arnault ya ha comenzado a mover su maquinaria este 2020. Así, esta semana, su incubadora de belleza, Kendo, adquirió el resto de la marca de belleza homónima de Kat Von D. Y LVMH también compró un diamante en bruto del tamaño de una pelota de tenis –el segundo más grande de la historia– a Lucara Diamond Corp el pasado miércoles 15 de enero. La gema de 1.758 quilates es un derroche oportuno, ya que LVMH cerró en noviembre un acuerdo de oferta de 16.200 millones de dólares por la compra de la emblemática joyería Tiffany & Co. Los accionistas de Tiffany deben validar dicho acuerdo el próximo 4 de febrero.

Arnault se convirtió en el tercer cienmilmillonario del mundo el pasado mes de junio. Ha desbancado a Bezos como la persona más rica del mundo en múltiples ocasiones, la más reciente en diciembre pasado. Dado que las fortunas de los dos magnates están separadas por menos de 2.000 millones de dólares, es probable que continúen cambiando de lugar en la lista mundial.

Las lecciones empresariales de Jeff Bezos