Qué suerte la suya. La influencer y empresaria Chiara Ferragni es imagen de tantas firmas de distintos sectores (moda, joyas, belleza, electrodomésticos…), incluida la suya propia, que tiene mucho donde elegir. Aunque levantarse por las mañanas y seleccionar entre tanta oferta debe llevarle horas. Algunos minutos de esas horas los dedicará, seguro, a escoger reloj.

A Ferragni le hemos visto tantos y tan diferentes relojes en su muñeca junto a sus innumerables pulseras que es difícil saber si son realmente suyos o prestados para la foto. Hasta ha lucido dos a la vez, cuando aquello se puso de moda, allá por 2015. Su colección es de lo más ecléctica.

Últimamente lleva, sobre todo, modelos de Hublot, pues la fundadora del blog The Blonde Salad, con 27 millones de seguidores en Instagram, firmó con la marca de LVMH para ejercer de su embajadora mundial. La relación entre Ferragni y Hublot comenzó para el gran público cuando ella apareció en una instantánea con un Big Bang Millennial Pink, un reloj unisex rosa (el que luce en la foto superior) diseñado en colaboración con Lapo Elkann y su firma Garage Italia.

En una sesión de fotos con Hublot, firma de alta relojería suiza de la que es embajadora. ©Hublot

Quién sabe si Hublot lanzará un reloj codiseñado con Chiara, como acaba de hacer con el músico francés DJ Snake. El día en el que Ferragni anunció su acuerdo con Hublot recibió 500.000 me gusta en Instagram en las ocho horas posteriores… Y eso son muchos me gusta.

Claro que gozar de tal predicamento en esta red social te lleva a ser deseada por multitud de marcas, y resulta que Ferragni también se unió a Bvlgari el año pasado como embajadora global. Todo queda en casa, ya que Bvlgari, como Hublot, pertenece al conglomerado del lujo de Bernard Arnault, LVMH.

Chiara Ferragni y su marido, Fedez, en la alfombra roja de la pasada Met Gala, en Nueva York. ©Hublot

Fruto de su relación con Bvlgari, en la pasada edición de la Met gala del Metropolitan Museum of Art de Nueva York, Chiara lució en la alfombra roja un Tubogas Lady en oro amarillo con esfera blanca producido alrededor de 1970. Posaba junta a su marido, el cantante y empresario italiano Fedez, quien lució el impresionante Big Bang Unico Sapphire Baguettes como complemento de su traje de Versace.

Para no quedar mal con ninguna de sus marcas amigas, Chiara se cambió de look para una fiesta posterior a la gala, y se ciñó un vestido rosa de Versace y un Big Bang Unico Integral King Gold de Hublot.

Asimismo, ha firmado una licencia mundial con el grupo italiano de joyas y relojes Morellato para producir y distribuir colecciones con la marca Chiara Ferragni. Así que es de esperar que también exhiba sus productos a diario. Quién mejor que ella para darlos a conocer.

Antes de llegar hasta aquí, la influencer ha mostrado muchos Rolex. Al menos, un Datejust (solo con fecha), un Day-Date en oro amarillo con incrustaciones de diamantes, un Daytona Cosmograph en oro amarillo, un Submariner en oro amarillo (le encanta este material) con esfera azul, otro en acero con esfera negra y uno más en acero con esfera y bisel de cerámica rosas de 40 mm de diámetro, personalizado por la marca Wildman Bespoke, ya que Rolex no lo fabrica con ese color.

Con un Rolex Day-Date en oro amarillo con diamantes, a juego con su melena. ©Instagram de Chiara Ferragni

Chiara no pone reparos a los tamaños grandes, como al Speedmaster Apollo 11, 50th Anniversary Limited Edition de Omega de 42 mm de diámetro (32.800 euros), y tampoco dice que no a marcas mucho más asequibles como Cluse y Calvin Klein ni a relojes inteligentes como el de Apple, para el que creó seis diseños de esferas en 2016. Los usa indistintamente junto con un Panthère de Cartier con diamantes en el bisel y un Reverso de Jaeger-LeCoultre, entre otros.