Jack Ma, el fundador de Alibaba y una de las personas más ricas de China, ha reaparecido tras casi tres meses en paradero desconocido.

El magnate se ha dejado ver esta semana en una entrega de premios para profesores rurales que lleva su nombre. Además, varios diarios chinos ha mostrado unas imágenes del empresario inspeccionando un colegio cerca de Hangzhou, donde la empresa tiene su sede central.

La organización ha detallado que Ma intervino de manera telemática en el evento junto a los 100 ganadores. El premio es un cheque por valor de 100.000 yuanes (12.750 euros) para mejorar las condiciones de sus escuelas.

Discrepancias con el Gobierno chino

La última vez que se vio al multimillonario fue en un foro a finales de octubre en Shanghái, en el cual criticó la estrategia de China de minimizar riesgos en el sector financiero. Un discurso que no gustó a las autoridades del país.

El conflicto llevó a la suspensión de la salida a bolsa de Ant Group apenas 48 horas después de las declaraciones de Ma. Una operación que iba a ser la mayor oferta inicial de acciones de la historia: más de 30.000 millones de dólares.

Ahora que ha vuelto, las acciones de Alibaba se han revalorizado un 8,5%. No obstante, se mantienen un 11% por debajo de los niveles anteriores a la cancelación de la oferta pública de esas acciones.

Una revalorización ha permitido afrontar las pérdidas sufridas después de las discrepancias con el Gobierno.

El pasado 4 de enero, el periodista de la CNBC, David Faber, aseguró que Jack Ma estaba oculto pero no desaparecido, según pudo saber gracias a fuentes cercanas. Al parecer, la intención del multimillonario era mantener un perfil bajo durante un tiempo.