Elon Musk.

Twitter ha convocado una votación para el próximo trece de septiembre con el fin de que sus accionistas aprueben el acuerdo de venta de la compañía acordado en un principio con el consejero delegado de Tesla, Elon Musk, por un valor de 44.000 millones de dólares (43.340 millones de euros).

Así lo ha anunciado la compañía en un comunicado compartido por la Comisión Nacional del Mercado de Valores de Estados Unidos en el que se detalla que los accionistas de la red social deberán votar para adoptar el plan de fusión, a pesar de la negativa posterior del multimillonario al echarse atrás en el acuerdo, según ha informado la cadena CNN.

«Se le pedirá que considere y vote sobre una propuesta para adoptar el Acuerdo y el Plan de Fusión con fecha del 25 de abril de 2022 (…) También se le pedirá que considere y vote sobre una propuesta para aprobar la compensación que Twitter pagará o podría pagar a sus funcionarios ejecutivos designados en relación con la fusión», ha comunicado la compañía en el escrito.

Si finalmente se completase la fusión, Twitter ha anunciado que pagará a sus accionistas 54 dólares (53 euros) por cada acción que posean, una prima de aproximadamente el 38% del precio de cierre de las acciones de Twitter el uno de abril de 2022, el último día completo de negociación antes de que Musk anunciase su participación de aproximadamente el 9% de la empresa.

Cancelación de compra

A principios de julio, Musk trasladó a Twitter que renunciaba al contrato de compra de la red social después de no recibir respuesta por parte de la compañía al pedir información sobre el número de cuentas falsas que se encuentran en la plataforma, así como la manera de la empresa de auditar y suspender las mismas.

Un poco antes, a mediados de mayo, el magnate decidió suspender temporalmente la compra de Twitter, pactada a finales del pasado mes de abril por unos 44.000 millones de dólares (43.620 millones de euros), a la espera de detalles que respaldaran el cálculo de la compañía de que las cuentas falsas representan menos del cinco por ciento de los usuarios.

Posteriormente, mediante una carta remitida a principios de junio por los abogados de Musk a la Comisión del Mercado de Valores (SEC) de Estados Unidos, el equipo legal del multimillonario consideraba la posición de Twitter un «incumplimiento sustancial» de sus obligaciones en virtud del acuerdo de fusión, por lo que advertían de que Elon Musk «se reserva todos los derechos resultantes, incluido su derecho a no consumar la transacción y su derecho a rescindir el acuerdo de fusión».

El juicio se celebrará por la marcha atrás de Musk en la compra de Twitter se celebrará el próximo mes de octubre, después de que la jueza del Tribunal de Equidad de Delaware Jude McCormick diera la razón a la red social alegando que el dictamen debía darse antes del 24 de ese mes, acelerando así el proceso judicial.