Elon Musk informó a Twitter el viernes que está «rescindiendo» su acuerdo de 44.000 millones para comprar la plataforma, según informa la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos. El jefe de la junta directiva de Twitter dijo que la compañía planea emprender un desafío legal para forzar la finalización del acuerdo a toda costa.

Hechos Clave:

  • Bret Taylor, presidente de la junta directiva de Twitter, tuiteó que la compañía “está comprometida a cerrar” el trato y planea “emprender acciones legales para hacer cumplir el acuerdo de compra por parte del magnate.
  • El abogado de Musk, Mike Ringler, dijo que el acuerdo se canceló porque Musk no cree que Twitter haya proporcionado información adecuada sobre cuántas cuentas falsas y de spam hay en la plataforma.
  • En una carta a Twitter, Ringler afirmó que la compañía está “incumpliendo materialmente múltiples disposiciones” de su acuerdo con Musk al supuestamente no proporcionar suficiente información.
  • El precio de las acciones de Twitter se desplomó más del 5 % el viernes después de que surgieran informes de que el acuerdo estaba en grave peligro, antes de caer otro 6 % en las operaciones posteriores al cierre de mercado.

“A veces, Twitter ha ignorado las solicitudes del Sr. Musk, a veces las ha rechazado por razones que parecen injustificadas y, a veces, ha afirmado cumplir mientras le da al Sr. Musk información incompleta o inutilizable”, dijo Ringer en la carta.

Antecedentes clave:

La dirección de Twitter aceptó la oferta de Musk de 44.000 millones para comprar la compañía el 25 de abril, pero Musk dijo el 13 de mayo que estaba poniendo el acuerdo «en suspenso» por preocupaciones sobre cuentas falsas y de spam en la plataforma. Musk expresó su escepticismo con la afirmación de Twitter de que esas cuentas representan menos del 5% de los perfiles, y su equipo no estaba satisfecho con los datos que presentó la red social para intentar respaldar su afirmación.

The Washington Post informó el jueves que se esperaba que el multimillonario hiciera un cambio importante en su enfoque del acuerdo después de que su equipo determinara que la afirmación de Twitter sobre cuentas falsas y de spam no era verificable. 

Musk dijo que quería comprar Twitter porque estaba harto de las políticas de moderación que creía que dañaban el discurso público. Prometió que, como propietario, permitiría todas las expresiones permitidas por la ley en la plataforma y levantaría las prohibiciones en cuentas verificadas, como la del expresidente Donald Trump.

Otras opiniones

Los analistas de Wedbush, Daniel Ives y John Katsingris, calificaron las noticias del viernes como «un escenario de desastre para Twitter», prediciendo una larga batalla legal para que Twitter obligue a Musk a pagar la multa por rescisión de 1.000 millones de dólares. 

Las preocupaciones sobre el acuerdo y una venta masiva de tecnología han provocado que las acciones se desplomen en los últimos meses, de acuerdo a los analistas.