Se despidió de la Selección Española de Baloncesto el pasado mes de agosto y este martes ha anunciado su retirada de este deporte a nivel profesional.

«Ahora toca desconectar y hablar con la familia si merece la pena seguir jugando al baloncesto o si debería dar un paso a un lado a otros desafíos», aseguraba Pau Gasol tras la derrota ante Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 el pasado mes de agosto. Unas palabras que podían presagiar la decisión definitiva del deportista.

En la rueda de prensa que tuvo lugar este martes en el Gran Teatre del Liceu (Barcelona), Gasol confirmó su retirada del baloncesto profesional: «Es una decisión meditada. Hay que saber cuándo hay que cambiar de marcha. Quería acabar jugando y disfrutando; no por una lesión, no con muletas. Gracias a todos los que habéis contribuido a que jugar un año más con el Barça y disputar mis quintos Juegos Olímpicos fuera una realidad».

A partir de ahora, Gasol volcará sus esfuerzos en defender los derechos de los atletas, llevar a cabo proyectos filantrópicos e invertir en empresas relacionadas con el deporte (tanto profesional como amateur) y el bienestar.

El nuevo camino que emprende Gasol estará centrado en actividades fuera de la pista, pero relacionadas con el deporte. El jugador de baloncesto subraya que su dedicación «fundamental» será la de apoyar a atletas a través de organizaciones de las que es miembro.

Además, ha declarado que ahora tendrá más tiempo para dedicarse a su faceta filantrópica. En concreto, a los proyectos de promoción de hábitos saludables de la Gasol Foundation.

Como empresario, ha manifestado su interés por continuar con sus inversiones en empresas relacionadas con el deporte, la salud y el bienestar, como Therabody, Overtime o Better Up. «Quiero invertir en deporte, en salud, en la evolución de las cosas», puntualiza.

Pau Gasol se encuentra entre los jugadores de baloncesto que integran la lista de 100 nombres del deporte, los negocios, la cultura y el entretenimiento que se unieron el pasado mes de febrero como inversores a la empresa de terapia percusiva Therabody, dentro de su proceso de avanzar en la innovación y la expansión global, se encuentra el de Pau Gasol.

El ya exjugador de baloncesto también puso el ojo, apunta la versión estadounidense de Forbes, en Overtime Sports, la agencia de marketing y contenidos que salió al mercado el pasado mes de abril para impulsar su expansión cerrando una ronda de financiación de 80 millones de dólares (69 millones de euros). Además, Gasol figura como inversor y asesor estratégico de la startup BetterUp, una empresa de coaching donde, puntualiza Emprendedores, el príncipe Harry ha sido contratado como director de Impacto.

Bien asesorado, sabe que la diversificación es clave en el éxito del inversor. En el sector gastronómico, el deportista es socio de Tatel (Ibiza, Madrid y Los Ángeles) y de Zela (Ibiza y Londres), ambas marcas incluidas en la filial Hospitality de MABEL Capital, la compañía de inversión de Manuel Campos Guallar, Abel Matutes Prats, y Rafael Nadal. Esta misma sociedad es la promotora del ático de lujo que Marta Ortega ha adquirido en el centro de Madrid.

Asimismo posee en Barcelona varias propiedades inmobiliarias a su nombre –como una mansión de tres plantas en el barrio de Sant Gervasi y una finca de 251 hectáreas en la localidad de Almoguera (Guadalajara)– y a nombre de su empresa, Futur 16, creada en 2005 y de la que su padre, Agustí Gasol, es administrador único. Esta sociedad tenía en 2020 unos activos de 3,8 millones de euros y cerró el ejercicio con 172.150 euros, frente a los 214.000 registrados en 2019.

Por último, es asesor para el grupo Mediapro e imagen de varias marcas comerciales como Nike.

Filántropo, escritor y millonario

Pau Gasol ha hecho grandes conquistas dentro y fuera de la cancha de baloncesto, sobre todo por las iniciativas filantrópicas que lleva a cabo. En 2013 fundó junto a su hermano Marc la Gasol Foundation, cuyo objetivo es prevenir la obesidad infantil a través de la investigación, el desarrollo e implementación de programas de promoción de la salud y la sensibilización pública.Hasta ahora, en los programas de la fundación han participado 37.517 niños y niñas junto a sus familias y se han involucrado 15.867 personas en sus investigaciones para diseñar iniciativas eficaces y entender mejor la obesidad infantil. En total, más de tres millones de personas han sido ayudadas en el ámbito de la obesidad infantil. Tal es su compromiso con esta problemática, que durante su despedida ha mencionado su deseo de contribuir a la evolución del Plan Nacional contra la Obesidad Infantil.

En el mismo año que creó su fundación, se unió como embajador a UNICEF y desde 2019 es Global Champion para la Nutrición y el Fin de la Obesidad Infantil de esa organización.

Aquel 2013 fue un año prolífico para el mayor de los Gasol, que también exploró su interés por la escritura y publicó su primer libro, Vida, que contiene fotografías inéditas realizadas durante cuatro años y declaraciones de algunos referentes del baloncesto. Cinco años más tarde, lanzó Bajo el Aro, que recopila experiencias y lecciones de victorias y derrotas a lo largo de su larga carrera.

Como comentábamos, Gasol ha podido disfrutar de una carrera deportiva repleta de éxitos y, en consecuencia, su salario asciende a más de 200 millones de dólares (173,2 millones d euros) en sus casi dos décadas en la liga estadounidense, según La Razón. No obstante, no forma parte de la lista de Forbes de Los jugadores de la NBA mejor pagados de 2021 y tampoco se encuentra entre los diez deportistas mejor pagados del mundo 2021.

Su patrimonio actual asciende a 65 millones de dólares (unos 56 millones de euros), según las estimaciones del portal norteamericano Celebrity Net Worth.