Pau Gasol se ha unido a los más de cien inversores de la empresa de terapia percusiva Therabody, cuya tecnología está dirigida a aumentar el flujo sanguíneo y disminuir la tensión profunda dentro del músculo.

El jugador de baloncesto no es la única ‘celebrity’ que ha apostado por este nuevo sector. Se añade deportistas como Maria Sharapova y dos estrellas de la NBA –James Harden y Kevin Durant. También Justin Timberlake o Rihanna están comprometidos con Therabody.

“Estoy muy emocionado por invertir en una empresa de tecnología deportiva que quiere construir una cultura de bienestar a nivel mundial”, ha explicado el catalán. “Tengo muchas ganas de ver los productos de Therabody utilizados por personas en todos los rincones del mundo” ha finalizado.

Una alternativa a la cirugía

La empresa fue fundada por el doctor Jason Wersland, en 2008, tras inventar el primer dispositivo manual de terapia de masaje por percusión para el tratamiento de lesiones que ya ha llegado a más de 60 países.

Cada aparato ofrece una combinación de profundidad y velocidad sin ejercer fuerza o presión. Esto significa una alternativa a la cirugía y la medicación para el dolor.  

La velocidad (2.400 percusiones por minuto) permite a los dispositivos anular las señales de dolor al cerebro al segundo. De esta forma hace que el tratamiento sea más cómodo que la terapia muscular manual.

“Contar con un número tan importante de atletas, empresarios y celebrities de primer nivel que invierten en nuestra empresa es un honor y un testimonio de la validez de los productos y la misión de Therabody” ha declarado el CEO de la compañía, Benjamin Nazarian.

Equipos de fútbol como el Real Madrid, el PSG, el Manchester City o el Liverpool ya la emplean. Tal ha sido su éxito que Therabody ha logrado triplicar sus beneficios respecto a 2017.