20.000 euros por metro cuadrado y situada en un enclave privilegiado de la capital. Estas son algunas de las características de la casa que Marta Ortega, hija de Amancio Ortega, se ha comprado en Madrid.

A escasos metros de la plaza de Colón, Cibeles, o el Retiro y con vistas directas a la Plaza de la Villa de París, el Tribunal Supremo y la Iglesia de Santa Bárbara, se estima que el precio de inmueble ronde los 10 millones de euros (200 metros cuadrados).

Salón del inmueble en el que se aprecian los ventanales y los detalles del techo (Mabel Capital).

Los 11 apartamentos están diseñados por el arquitecto Rafael Robledo y los pone a la venta Mabel Capital, empresa de la que es socio Rafael Nadal.

La fachada se ha rehabilitado manteniendo su estilo neoclásico y apostando por una distribución que permita a las viviendas maximizar su espacios y techos de más de tres metros. Un total de 10 balcones por planta en un edificio de cinco alturas.

Detalle de la cocina (Mabel Capital).

Además, tal y como publica Mabel Capital: “La luz natural en todas las estancias queda garantizada gracias al aprovechamiento de todos los huecos exteriores” y no es para menos ya que es imposible no fijarse en los ventanales. Del techo al suelo y de vigas negras.

Vigilancia 24 horas, spa y garaje

En cuanto a los interiores, cada casa tendría entre tres, cuatro y cinco dormitorios. Predominan los espacios amplios y la mezcla entre lo clásico y lo innovador: parques, mármol y los techos con acabados son algunas de sus principales características.

El spa del edifico (Mabel Capital).

Ahí no queda la cosa. Como todos los edificios de lujo de nueva construcción –a pesar de estar en pleno centro urbano– se han habilitado zonas comunes que cuentan con un spa de estilo industrial y un gimnasio, así como plazas de garaje, conserjería y un servicio de vigilancia 24 horas.

De los 11 pisos que se pusieron a la venta, tan solo quedan 2 áticos disponibles, cuyo valor también estaría en torno a 10 millones de euros, tal y como recoge El Confidencial. Más caros que los otros apartamentos exlusivos de Madrid, los del Four Seasons de Canalejas.