La cotización del Bitcoin se disparó el pasado 14 de junio más de un 10%. La criptomoneda se aproximó así a la cota de los 40.000 dólares, una cifra que no alcanzaba desde finales de mayo. ¿La razón? Un tuit de Elon Musk.

En él, el multimillonario insinuaba que Tesla volverá a aceptar bitcoins como medio de pago una vez que la minería de este activo lograse un mayor uso de energías renovables.

En un mensaje a través de su cuenta de Twitter, el cofundador de Tesla precisó que la compañía sólo vendió alrededor del 10% de sus bitcoins cuando, a mediados de mayo, el propio Musk anunció que el fabricante automotriz dejaba de aceptar este criptoactivo como forma de pago “para confirmar que BTC podría liquidarse fácilmente sin mover el mercado”.

Uso de energía limpia

Sin embargo, el multimillonario ha puesto la siguiente la condición de que se use energía limpia, al menos en un 50%. A partir de ahí, Tesla reanudará las transacciones con bitcoin». 

La cotización del bitcoin superaba el 11% de subida este lunes, hasta alcanzar los 39.535 dólares, al borde de recuperar los que perdió el pasado 27 mayo, según ha publicado Europa Press.

La debacle se produjo por otro tuit de Musk, esta vez, negativo, en el que el multimillonario decía que Tesla suspendía las compras de vehículos con bitcoin.

El motivo no era otro que el creciente uso de combustibles fósiles para el proceso de minado y transacciones con la criptomoneda.

Horas antes de este anuncio, la cotización del bitcoin había llegado a alcanzar los 57.939 dólares.

Esto que supone que el mensaje de Musk desencadenó una corrección de más del 14% en una sesión que, en jornadas posteriores, se extendió hasta situar la cotización del bitcoin escasamente por encima de 31.000 dólares la semana pasada.