¿Puede la banca ser sostenible? ¿En qué consiste esa sostenibilidad? Es más: la sostenibilidad ambiental y social… ¿es compatible con la sostenibilidad financiera y los beneficios?

La sostenibilidad ha pasado de ser un valor deseable, a ser un factor clave de éxito. Bien por convencimiento, bien por presión social, cualquier empresa debe ser sostenible… o no será.

También la banca tiene que ser sostenible; así lo entiende el Banco Central Europeo, que está vinculando sus objetivos de política monetaria al cambio climático. La elección entre rentabilidad para los inversores, o actividades con un impacto ambiental negativo, ya no existe. El cambio climático nos lleva a pérdidas económicas y pone en riesgo no sólo la sostenibilidad, sino también la propia viabilidad económica.

Banca sostenible

La banca sostenible no es nueva, pero ahora se lleva lo vintage: reutilizar, consumir sólo necesario, evitar generar residuos, la compra de proximidad… También la inversión respetuosa con el medio ambiente, la empresa y la sociedad.

Mikel García-Prieto es director general de una entidad de crédito consolidada, cuyo modelo ha pasado de ser una peculiaridad a ser un referente para toda la banca europea. Lo que para ellos fue una elección, es ahora una necesidad para la banca convencional.

Como cliente bancario, ¿preferirías que bonificasen tu hipoteca si contratas un seguro con la entidad, o si reformas tu vivienda para que esté mejor aislada y consuma menos energía?

Como cliente empresarial, ¿preferirías mejores condiciones de crédito según tu cuenta de resultados o según el impacto de tu actividad?

Juan Ramón Lucas y Ana Comellas le hacen muchas preguntas a Mikel… coge tus auriculares y no te pierdas ninguna de las respuestas.

En iVoox:

En Spotify:

En Amazon Music: