¿Cómo funciona la banca? ¿Siempre gana, como en el casino? Y, ¿cuánto gana? ¿a qué precio? Si yo para ser feliz quiero un banco, ¿qué tengo que hacer para montar uno?

El negocio bancario es, por una parte, tan sencillo como cualquier otro: compro excedentes de un sitio y los vendo donde se demandan.

En vez de mover naranjas o tornillos, un banco lo que mueve es dinero, y eso hace que su negocio sea mucho más complicado que cualquier otro.

Para empezar, el precio de compra y de venta de su producto, el dinero, se paga en tal, pero se da en porcentaje: es el tipo de interés.

Para continuar, el dinero es la sangre que corre por las venas de la economía, la que transporta oxígeno y nutrientes en la organización de nuestra sociedad. Y los bancos son nada menos que el corazón que mueve esa sangre, esa economía. El cerebro es otro tema, no te voy a engañar…

Igual que uno vigila su salud cardiovascular, el Banco de España en nuestro país y el Mecanismo Único de Supervisión del Banco Central Europeo en la Unión Europea, son los que velan por la buena salud de nuestro sistema financiero.

Mecanismos de supervisión

La banca, en su modelo de negocio, se enfrenta a muchos riesgos, que debe detectar y mitigar, para que, en caso de materializarse, su impacto fuese el menor posible.

Riesgo de tipo de interés, estructural de balance, de crédito, reputacional, operativo, de riesgo-país, de tipo de cambio, sistémico… Son tantos y tan variados, que cada entidad tiene su propio sistema de valoración de riesgos y, de hecho, forma parte de los requerimientos a la hora de iniciar su actividad.

Los supervisores ponen a prueba estos riesgos con los denominados «test de estrés»: ¿qué ocurre con la liquidez y solvencia de una entidad de crédito cuando esos riesgos se materializan simuladamente?

¿Y si se materializasen en la realidad? ¿Qué nos garantiza que una entidad no va a caer y, que si lo hace, no perderemos nuestros ahorros e inversiones?

Para los muy cafeteros, así te cuentan Juan Ramón Lucas y Ana Comellas cómo funciona la banca.

En iVoox:

En Spotify:

Y en Amazon Music: