Cuando en 2009 nos sumergimos en la creación de nuestra primera campaña Mediterránemente, lo hicimos con la voluntad de convertirla en la principal plataforma para construir y comunicar nuestros valores. Sin embargo, lo que no nos imaginábamos era que alcanzaría la repercusión que ha tenido.

Y es que, año tras año, hemos ido construyendo nuestra marca a través de las historias que íbamos compartiendo con nuestros seguidores, siempre con el mar Mediterráneo como hilo conductor. Porque el mare nostrum ha sido el protagonista de nuestra historia desde nuestros inicios.

Fue en 1876 cuando el joven maestro cervecero alsaciano August Kuentzmann Damm se estableció en la costa mediterránea con un sueño: hacer cerveza. Tras 144 años, Estrella Damm se ha convertido en la cerveza lager mediterránea por excelencia, una marca fuerte, apreciada más allá de nuestras fronteras, que ha sabido crear y mantener un fuerte vínculo con el público.

Conectar con el espectador

En una sociedad como la actual, donde reina lo efímero y la sociedad reclama estímulos novedosos de forma constante, no es tarea fácil crear historias que sorprendan y conecten año tras año. Sin embargo, desde Estrella Damm hemos creado una propuesta que, desde hace ya más de una década, hace que el espectador se identifique con los valores de la marca y siga emocionándose con cada una de las historias que hemos contado durante los últimos once veranos.

Pero para entender qué hay detrás de las campañas Mediterráneamente de Estrella Damm tenemos que remontarnos a 2009. El 29 de mayo de aquel año se dio el pistoletazo de salida a una campaña que supuso un punto de inflexión en el mundo de la publicidad: Formentera. En ella, apostamos por una arriesgada campaña publicitaria, con el videoclip como formato publicitario, que huía del cortoplacismo y apostaba por una estrategia a largo plazo, con el objetivo de posicionar nuestra marca a partir de nuestros valores y nuestro estilo de vida.

Aquella oda al verano, a la amistad y a la vida mediterránea a la que dieron ritmo Billie The Vision & The Dancers con la emblemática canción Summercat fue el inicio de un largo viaje en el que, apoyado en la música, la cultura, la gastronomía local, los paisajes, el amor y la amistad, el concepto Mediterráneamente fue evolucionando hasta consolidarse como un estilo de vida que conecta la marca con el espectador.

Durante diez veranos nunca dejamos de innovar y apostar por nuevos formatos. Prueba de ello es que, en 2015, decidimos que era el momento de dar un giro en nuestra forma de comunicar. Así pues, en “Vale” apostamos por el cortometraje como formato publicitario, siendo una de las primeras marcas en utilizar el cine en nuestras campañas.

Objetivo: ser sostenibles

El compromiso con el medio ambiente forma parte del ADN de Damm y es, sin duda alguna, una de nuestras prioridades. El mar Mediterráneo, protagonista de nuestras campañas más exitosas y compañero de viaje durante nuestros más de 140 años de historia, está en peligro y nosotros no podíamos quedarnos de brazos cruzados. Y es que, si queremos mantener nuestra forma de vivir, ¿no deberíamos proteger aquello que la hace posible? Así nacieron Acto I – Alma y Acto 2 – Amantes, a las que este año se ha sumado el tercer acto, titulado Compromiso. Tres campañas en las cuales hemos querido dar un paso adelante, desde la dimensión cultural y gastronómica, para centrarnos en el cuidado del Mediterráneo, pieza esencial para poder mantener nuestra manera de vivir.

Detrás de los éxitos que hemos cosechado durante los últimos años está el trabajo incesante de un equipo que supo ver más allá de la publicidad convencional, y lograr que nuestras campañas hayan creado una conexión emocional con el consumidor. Un trabajo que hubiese sido imposible sin Oriol Villar, director creativo de nuestras campañas, quién hace once años nos hizo surcar las aguas mediterráneas a través de las increíbles historias que sólo él podría crear.

Reconocimiento al trabajo

Hace unos días nos llevamos una inmensa alegría al conocer que Mediterráneamente había sido galardonada con el Gran Premio Nacional de Creatividad 2020. Es para nosotros una gran satisfacción ver reconocido nuestro trabajo por parte de los profesionales de la industria del marketing y la publicidad. Nadie mejor que ellos para comprender la dificultad de construir una marca con una identidad fuerte, y alineada a los valores y al propósito de Damm como compañía.

Si algo nos caracteriza en Damm es la pasión que ponemos en todo lo que hacemos, y reconocimientos como el Gran Premio Nacional de Creatividad 2020 nos animan a seguir trabajando para continuar haciendo crecer nuestra marca en nuevos territorios, trasladándoles firmemente nuestro propósito y compromiso.

Jaume Alemany, director de Marketing, Exportación y Comunicación de Damm.