Bernie Madoff, el financiero que orquestó la mayor estafa piramidal de la historia, ha muerto este miércoles en prisión a los 82 años.

El directivo fue detenido en diciembre de 2008 tras estafar 65.000 millones de dólares, alrededor de 49.000 millones de euros al cambio de entonces, a entidades bancarias y a grupos inversores, grandes fortunas, fundaciones y organizaciones caritativas. Con un total aproximado de 13.000 afectados, la estafa comprometió a famosos como el director Steven Spielberg o el actor Kevin Bacon, además de Liliane Bettencourt, la heredera del imperio L’Oréal y una de las mujeres más ricas del mundo.

El alcance de los crímenes de Madoff enfureció a la población estadoundense en los primeros impases de la que sería la mayor recesión económica del país desde la Gran Depresión. Tras Estados Unidos y Suiza, España fue el país con más afectados por el escándalo Madoff.

Afectó, principalmente, a clientes de banca privada de Banco Santander a través de un fondo de inversión gestionado en Suiza. La entidad tenía una exposición de más de 2.300 millones entre la inversión de sus clientes de banca privada internacional y el resto de clientes de este área en España. La cifra le colocó como la más afectada a nivel global por detrás de Fairfield (EEUU), firma muy ligada a las inversiones del magnate encargado de realizar el esquema Ponzi. Más de década después, los estafados han ido recuperando su inversión inicial en efectivo a través de sentencias judiciales o acuerdos extrajudiciales.

Madoff ha fallecido en el centro médico de Butner, Carolina del Norte, cercano a la prisión en la que se encontraba, aparentemente por causas naturales. El año pasado solicitó salir de la cárcel porque sufría una enfermedad renal en fase terminal, pero su petición había sido rechazada. “Soy un enfermo terminal”, confesó en el diario estadounidense The Washington Post. “Comití un error terrible y siento total arrepentimiento”.

¿Quién era Bernie Madoff?

El financiero Bernie Madoff pasó de ser una de las figuras de mayor prestigio de Wall Street a un símbolo de la mala praxis entre los inversores. Nacido en Queens (Nueva York) en 1938, se graduó en ciencias políticas en 1960 en la Universidad de Hofsfra (Nueva York). Empezó su carrera en el mundo de la inversión a los 22 años y llegó a presidir el mercado Nasdaq. Su primer negocio, impulsado con los 5.000 dólares que había ganado durante un verano trabajando como socorrista, prosperó y le colocó entre la alta sociedad de la Gran Manzana.

¿En qué consiste un esquema piramidal? El gurú de las finanzas desarrolló durante años un sistema piramidal fraudulento mediante el que prometía altas rentabilidades a los inversores. El inversor captaba fondos de diferentes vías: bancos de inversión, grandes fortunas, pequeños inversores… Para pagar la rentabilidad prometida a unos inversores, utilizaba las cantidades que captaba de los últimos que confiaban en su habilidad para sacar grandes rendimientos a sus inversiones. El engaño generó una estafa piramidal, conocido como esquema Ponzi, que causó pérdidas a alrededor de 65.000 millones de dólares a clientes, grandes y pequeños inversores, de todo el mundo.

La clave de su sistema fue lograr engatusar a los inversores fomentando un entorno de exclusividad y operando siempre con secretismo. Entraron en el esquema figuras relevantes de muchos ámbitos, desde empresarios e inversores privados, hasta personajes públicos como la actriz Uma Thurman, la empresaria española Alicia Koplowitz o el cineasta Pedro Almodóvar.

Operando siempre con secretismo y cultivando en todo momento un aire de exclusividad, Madoff atrajo a su firma a conocidas figuras de muchos ámbitos, desde el cineasta Steven Spielberg a los propietarios de equipos de béisbol y fútbol americano o a grandes empresarios.

La primera señal sobre las malas prácticas de Madoff se produjo en 1999, casi una década antes de su detención.

La primera señal sobre las malas prácticas de Madoff se produjo en 1999, casi una década antes de su detención. La autoridad bursátil estadounidense detectó testimonios “creíbles y específicos” sobre su conducta, pero no se inició la investigación. Años más tarde se destaparían vínculos entre personal de la SEC y la familia de Madoff.

Madoff declaró ante el juez que su esquema de fraude comenzó a principios de los años 90, como algo temporal. Pero los malos resultados de algunas inversiones le llevaron a utilizar el nuevo capital aportado por clientes para ir tapando las deudas generadas… extendiendo el esquema fraudulento durante casi dos décadas y logrando escapar de hasta cinco revisiones de la SEC. Los fiscales que investigaron el caso consideran que el fraude comenzó mucho antes, probablemente en algún momento de los años 70.

Varios miembros de su familia participaron en su fondo de cobertura, pero todos aseguraron desconocer las malas prácticas. Sus dos hijos, Mark y Andrew Madoff, se enfrentaron a su padre en diciembre de 2008 por un plan para otorgar bonificaciones a los empleados antes de lo previsto. Fue en ese momento cuando el anciano Madoff admitió que su negocio se basaba en una mentira y estaba colapsando con el desplome de los mercados que provocó la crisis financiera. Los hermanos acudieron a la policía y Madoff fue detenido al día siguiente.

La maldición Madoff

Tras destaparse el escandaloso fraude se acuñó la ‘maldición Madoff’. Al menos cuatro personas ligadas a su negocio perdieron la vida tras su encarcelamiento. Entre ellos se encuentra el aristócrata francés Rene Thierry Magon de la Villehuchet y William Foxton, un veterano del ejército. Ambos se suicidaron. El hijo menor de Madoff, Mark, también se suicidó dos años después de la detención de su padre.