Hace poco más de un año nunca nos habríamos imaginado con ellas y ahora forman parte de nuestro día a día. Hablamos de las mascarillas.

Desde las quirúrgicas a las de tela, con estampados, colores lisos o mensajes esta medida de protección frente a la COVID-19 también se ha convertido en un complemento más. Prueba de ello es la rentabilidad que las grandes firmas y los famosos están sacando con ellas.

El último en sumarse a esta moda de confeccionar mascarillas ha sido el rapero Will.i.am. El cantante de los Black Eyed Peas ha creado un modelo llamado Xupermask con la marca Honeywell que se puede adquirir por 300 dólares.

De diseño futurista, sus puntos fuertes son los auriculares con cancelación del ruido que presenta, la incorporación de luces LED o el sello sobre la nariz para evitar que las gafas se empañen. Además, la mascarilla cuenta con batería recargable y el sistema de Bluetooth.

Está confeccionada en silicona con tela de malla atlética a los lados. Se ajusta perfectamente a la mitad inferior de la cara y cuenta con tres ventiladores de doble velocidad y un sistema de filtración Honeywell Hepa lo que la convierte en una de las mascarillas más seguras del mercado, tal y como publica el diario ABC.

Para su elaboración el rapero ha contado con la ayuda de José Fernández, diseñador de vestuario de Hollywood que ha trabajado en Black Panther, The Avengers y X-Men 2. Por su parte, Fernández también creó los trajes SpaceX para Elon Musk.

En cuanto a esta nueva faceta, el líder de Back Eyer Peas declaró al New York Times: “Vivimos en tiempos de ciencia ficción. La pandemia es sacada de una maldita película. Pero llevamos máscaras de la película de ayer. Así que quería hacer una máscara que se adaptara a la época en la que nos encontramos”.