Netflix y Sony Pictures Entertainment han anunciado un acuerdo de distribución por el que las películas que el estudio estrene en cines se sumarán más tarde al catálogo de la plataforma de streaming.

El contrato otorga los derechos exclusivos de los contenidos de Sony a Netflix durante 18 meses. Además, Netflix se compromete a financiar los proyectos de Sony Pictures que pasen directamente a la plataforma.

De esta forma, el contrato ampliará la oferta del gigante del streaming pero también favorecere a Sony, al que proporciona las herramientas adecuadas para dominar la pequeña pantalla después de que otros gigantes –por ejemplo, Disney (Dinsey+) o Warner Bros (HBO)– hayan lanzado sus propias plataformas.

A diferencia del resto de la competencia, que han seguido la estrategia contraria, las películas de Sony no llegarán a Netflix antes de que se proyecten en los cines.

Además, también se firmó un acuerdo de primera vista en cualquier título de transmisión a favor de Netflix. Es decir, si Sony decide que hay alguna cinta que tendrá mejor acogida en una plataforma de streaming, ésta iría directamente a Netflix.

No solo eso. El contrato también cede a Netflix varios títulos de Sony por lo que se podrán disfrutar películas clásicas de la distribuidora en la plataforma.

Estrenos a partir de 2022

El acuerdo entre Sony y Netlix para nuevos estrenos no comenzará hasta 2022, por lo que la película Spider-Man: No Way Home, que llegará a las salas en diciembre de este año, no entra en el acuerdo, recoge Fotogramas.

Por el contrario, sí se incluirán los largometrajes Morbius, de Jared Leto; Uncharted, con Tom Holland a la cabeza; la secuela de Spider Man: Un nuevo universo; y la esperada Bullet Train, protagonizada por Sandra Bulloc y Brad Pitt.

“Este acuerdo no solo nos permite llevar su amplio catálogo de títulos a Netflix en Estados Unidos, sino que también establece una nueva fuente de películas de estreno para los usuarios de la plataforma en todo el mundo”, asegura Scott Stuber, director de cine de Netflix según lo publicado en Indie Wire.

Por ahora, solo es aplicable en Estados Unidos. Tendremos que esperar a posibles novedades sobre la distribución de contenidos de Sony Pictures en Netflix en otros países.