Hasta hace unos años Byron Bay, una ciudad costera de 9.000 habitantes situada en el estado de nueva Gales del Sur (Australia), era desconocida para la mayoría. Ahora es conocida como “Hollywood 2.0” por la llegada masiva de las estrellas que han decido abandonar Los Ángeles.

Los precursores fueron la pareja formada por Elsa Pataky y Chris Hemsworth, que decidieron mudarse a este paradisiaco emplazamiento en 2014. Desde entonces han utilizado sus redes sociales como escaparate para enseñar los paisajes que conforman su nuevo hogar: desde montañas subtropicales hasta playas de ensueño.

Actores de la talla de Nicole Kidman, Zac Efron o Natalie Portman son algunos de los famosos que ya han traslado su residencia a Bayron Bay, de forma temporal o definitiva, no solo por sus vistas sino porque Australia ha sido uno de los países en los que mejor se ha controlado la COVID-19 tal y como publica El País.

La llegada de estos nuevos inquilinos ha supuesto un aumento en los precios de la zona donde el valor medio de una propiedad es de 1,44 millones de dólares australianos (900.000 euros), un 22% más que el año pasado.

Cuarentena en el paraíso

El actor Mark Wahlberg solicitó al gobierno australiano un permiso para autoaislarse con su equipo de producción en un retiro de lujo en Byron Bay por 400.000 dólares australianos (255.000 euros). Whalberg, que estaba rodando en la ciudad australiana, aprovechó para pasar allí unos meses.

Por un precio de 2.500 dólares australianos (1.588 euros) la noche, el complejo fue equipado por un equipo de seguridad 24 horas al día en el que incluyeron dos policías de Nueva Gales del Sur cuya misión era asegurar el cumplimiento del protocolo de cuarentena, informa el Dayli Mail.

Mark Wahlberg no ha sido el único. La actriz Melissa McCarty se mudó a Byron Bay en agosto, donde se ha gastado más de 22.000 euros a la semana en el alquiler de una mansión, según el Dayli Mail.

El Gobierno australiano ha recibido con los brazos abiertos a las estrellas de Hollywood ya que están promoviendo rodajes en el país. Así, McCarthy ha participado en la última producción televisiva de la actriz australiana Nicole Kidman, Nine Perfect Strangers, que se terminó de rodar cerca de Byron Bay.

Esto ha supuesto una inyección de dinero para la localidad, para la industria cinematográfica australiana y para el sector inmobiliario ya que se han alquilado 60 viviendas, una de ellas a Nicole Kidman y su marido.