La crisis del coronavirus ha cambiado por completo los esquemas de la economía y la mayoría de las empresas está sufriendo los efectos de una pandemia que parece tener largas y grises ramificaciones.

La Organización Mundial del Turismo habla de una caída de turistas en torno al 30%. Y aunque la mayoría de las grandes economías ha conseguido diversificar sus estructuras productivas, todavía hay países donde la dependencia de los ingresos del turismo es bastante alta.

Como segundo destino mundial el año pasado –con más de 83 millones de visitantes–, España también está sufriendo los negativos efectos de esta crisis sanitaria, pero no es el único. Estos son los 10 países europeos que más dependen del turismo extranjero:

CROACIA

CROACIA

Dubrovnik se ha convertido en uno de los destinos más elegidos por los turistas de todo el mundo y es que Croacia se lo está poniendo difícil al resto de ciudades. Su apuesta por la sostenibilidad, con la cultura, la gastronomía y la naturaleza hacen del país un destino muy atractivo.

En torno al 20% del PIB supuso el gasto realizado por turistas extranjeros en 2018.

CHIPRE

CHIPRE

La isla de Chipre resulta muy atractiva para los amantes del mar. Playas salvajes, ventosas o familiares en las que poder practicar infinidad de deportes acuáticos atrae a muchos viajeros.

Algo más de 14% del PIB es el gasto de los turistas extranjeros en 2018.

MALTA

MALTA

En pleno Mediterráneo se encuentra Malta. Esta pequeña isla es muy popular por su clima y cultura, dos factores que la convierten en una excelente elección para los amantes del mar y el buen tiempo.

Al menos del 12% del PIB (2018) fue el gasto que hicieron los turistas extranjeros.

PORTUGAL

PORTUGAL

Entre los principales atractivos de Portugal destacan la cultura, la gastronomía y los vinos, las playas, el golf, la historia, la diversidad de paisajes y, sobre todo, la hospitalidad del pueblo portugués, considerado afable, abierto y sincero.

Casi el 10% del PIB del país fue el gasto del turismo extranjero en 2018.

GRECIA

GRECIA

Grecia y sus islas ofrecen un sinfín de posibilidades para el turista. Paisajes con personalidad propia y mucha historia es lo que convierten a este país mediterráneo en uno de los elegidos por los viajeros de todo el mundo.

Algo menos del 10% del PIB del país fue el gasto del turismo extranjero en 2018.

LUXEMBURGO

LUXEMBURGO

Luxemburgo está en el corazón de Europa. Este diminuto país resulta muy atractivo para los amantes del turismo urbano y de montaña por sus castillos medievales de ensueño, lugares Patrimonio de la Humanidad, 7 parques nacionales, carreteras de anuncio, pueblos termales donde relajarse…

Algo más del 8% del PIB fue el gasto de los turistas extranjeros en 2018.

BULGARIA

BULGARIA

Historia, arte y mucho más es lo que se puede encontrar el viajero cuando disfruta de Bulgaria, uno de los países en los que el exotismo es una de sus características, gracias, principalmente, a su mezcla de culturas.

Algo menos del 9% del PIB fue el gasto de los turistas extranjeros en 2018.

ESTONIA

ESTONIA

Sencillez báltica y sabores nórdicos. Así es Estonia, y no tiene que esforzarse para destacar por encima del resto de países de Europa del Este. Su geografía e historia se asemeja a la de Letonia y Lituania, mientras que culturalmente se acerca a Finlandia.

Casi el 8% del PIB (2018) fue el gasto de los turistas extranjeros.

HUNGRÍA

HUNGRÍA

Sus aguas termales le convierten en un país privilegiado, aunque Hungría es mucho más. Cultura, gastronomía, historia… En los últimos años ha ganado protagonismo entre los viajeros.

Algo menos del 6% del PIB fue el gasto del turismo extranjero en 2018.

ESPAÑA

ESPAÑA

Playas, parques naturales, gastronomía, sol, oferta cultural, turismo urbano… España fue en 2019 el segundo destino mundial más visitado con un total de 83 millones de turistas.

Casi el 6% del PIB corresponde al gasto de los turistas extranjeros.