El Gobierno confía en que el turismo extranjero se pueda reactivar a finales de junio. Así lo ha asegurado este lunes el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, quien ha señalado que la circulación de extranjeros “con origen y destino sano” se producirá al mismo tiempo que cuando se permita la libre circulación de españoles entre provincias. La fecha que maneja el Ejecutivo para la reactivación de la actividad turística es finales de junio, si la desescalada va “bien”.

Será un turismo “absolutamente controlado desde el punto de vista higiénico”, según Ábalos, que ha explicado que ya hay un grupo de trabajo específico para el Turismo. Este grupo de trabajo está “especialmente enfocado a zonas como las Islas Canarias y Baleares, donde los niveles sanitarios están siendo muy positivos”. Ha añadido que este grupo ya cuenta con “propuestas concretas” que se presentarán “en breve”.

El ministro ha hecho estas declaraciones una semana después de que el Gobierno anunciara una cuarentena obligatoria de 14 días para viajeros procedentes del extranjero. Este anuncio provocó el rechazo de la patronal turística Exceltur, que lo consideró “un jarro de agua fría” para el sector.

Medidas en Europa

Italia y Alemania han sido algunos de los primeros países europeos en posicionarse abiertamente sobre el turismo extranjero. Italia anunció hace unos días que a partir del 3 de junio reabrirá sus fronteras sin cuarentena a todos los países de la UE y el espacio Schengen; por su parte, Alemania prevé aligerar las restricciones para viajar al extranjero a partir del 15 de junio, según ha asegurado este lunes su ministro de Exteriores, Heiko Maas.

La tendencia a la baja de la curva epidemiológica ha animado al Gobierno italiano a tomar esta decisión. El Consejo de Ministros italiano también aprobó la apertura entre regiones a partir de la misma fecha y la aceleración de la llegada de la fase 3, que estaba prevista para dentro de dos semanas y que finalmente se ha iniciado este lunes, con la apertura de bares, restaurantes, playas y peluquerías. Italia espera así recuperar la normalidad perdida a principios de marzo cuando declaró el confinamiento a nivel nacional.

Por su parte, Alemania ha anunciado este lunes, que prevé aligerar la restricción de viajes al extranjero a partir del 15 de junio, aunque por el momento sólo permitirá que los alemanes viajen a Dinamarca, Holanda, Austria, Suiza y Francia. El ministro de Exteriores alemán ha asegurado que todavía “es demasiado pronto para decir en qué países será posible que los alemanes disfruten de vacaciones este próximo verano”.

Así serán las cuatro fases de desescalada