Desde Japón y fabricadas con la tecnología más avanzada de cuchillas japonesas –que a su vez son reconocidas por su resistencia, afilado y durabilidad–, las nuevas afeitadoras de Panasonic aseguran un rasurado preciso y sin irritaciones, de acabado muy premium y enfoque aspiracional que da a los hombres inconformistas y ambiciosos un motivo más para confiar en estos productos cuando se trata de su cuidado personal.


Fabricada en Japón, esta afeitadora premium cuenta con un sensor que detecta la densidad de la barba 220 veces por segundo.

Por ello, con los cuatro lanzamientos de máquinas –dos de la serie 900 (ES-LV6U Y ES-LV9U) y dos de la serie 900+ (ES-LS6A Y ES-LS9A)–, Panasonic habla de una nueva gama premium de afeitadoras, la de más alto nivel de la marca, y no de un modelo en concreto. La razón de esta afirmación se encuentra en su diseño, que recoge toda la precisión e innovación japonesas en un mismo formato de máquina para que el hombre la vea como la opción perfecta para cuidarse, por aportar fiabilidad y durabilidad de uso. Además de ser un producto de alta calidad, su carácter aspiracional aporta al hombre seguridad y confort para sentirse excepcional y más cerca de lo que quiera ser y conseguir. Porque verse bien ayuda a mejorar el poder interior que todos llevamos dentro para disfrutar de un buen éxito personal y profesional.


Las afeitadoras premium de Panasonic cuentan con un motor ultrarrápido que permite un afeitado preciso en una sola pasada. Como la serie 900+, que incorpora por primera vez seis cuchillas para llegar a las zonas más difíciles del rostro.

En cuanto a las características de las máquinas de esta gama, en el caso de la serie 900+, un motor ultrarrápido permite realizar 84.000 cortes por minuto; 70.000 cortes por minuto en el caso de la Serie 900. Sin olvidar que algunos modelos incluyen una estación que sirve como base limpiadora y de carga, que se activa con pulsar un botón, para evitar que los restos de sebo y de pelos impidan su correcto funcionamiento o que el rasurado sea menos efectivo.