En busca y captura del concepto denominado ‘streetwear’. En esta dirección parece que se dirigen los objetivos empresariales del conglomerado multinacional francés líder absoluto del lujo, en la de hacerse con el capital de las firmas que apuestan por un estilo de ropa urbano. Tal es así, que LVMH acaba de anunciar su entrada en el capital de la neoyorquina Aimé Leon Doré.

Sin que haya trascendido la cantidad exacta, el gigante francés de la moda, propiedad de Bernard Arnault, sí ha puesto en el conocimiento del dominio público que se ha hecho con una participación minoritaria de la firma fundada por el diseñador Teddy Santis, Aimé Leon Dore, en 2014, a través de una operación realizada por LVMH Luxury Ventures, su brazo inversor activo en estas operaciones.

Tras esta nueva etapa en la firma Aimé Leon Dore, especializada en la comercialización de camisetas, sudaderas, pantalones, ropa de abrigo y trajes, calzado y accesorios, esta mantendrá a Teddy Santis como director creativo de las colecciones y de la línea de artículos para el hogar y papelería. Su actividad continuará desarrollándose como hasta ahora: creaciones minimalistas, elegantes, auténticas y adaptadas a todo tipo de gustos.

Esta compra simboliza la enorme atención de LVMH a las más jóvenes generaciones de firmas cuya tendencia está más cerca de la moda urbana que de la alta costura y el prêt-à-porter. En concreto, en julio del año pasado, el grupo compró el 60% de Off-White, marca fundada por el ya desaparecido Virgil Abloh. Unos meses antes, en enero de 2021, con la compra de Tiffany, consiguió llevar al sector de la joyería de lujo colaboraciones con firmas como Supreme, con el objetivo de acercar la marca al público más joven.

Estos dos ejemplos dejan entrever el nuevo foco de LVMH por hacerse con participaciones en las firmas de streetwear, por pequeña que sea la inversión, o por convertir firmas de lujo en marcas más asequibles. Y en este sentido, Aimé Leon Dore cumple todos los requisitos para ser parte integrante del portfolio de firmas del gigante francés, ya que ha la firma neoyorquina ha realizado colaboraciones con marcas como Clarks, Woolrich, Puma y Porsche, algo que refuerza el argumento de la nueva tendencia de compra de LVMH.