¿Qué tiene Montecito que le gusta a todos los famosos? Desde Meghan Markle y príncipe Harry hasta Ariana Grande, todos quieren tener una casa en esta localidad de Santa Bárbara (California). Hacemos un repaso sus vecinos más ilustres.

Oprah Winfrey

La presentadora tiene una mansión de 2.000 metros cuadrados, rodeada de casi 30.000 metros cuadrados de terrenos y jardines a la que se conoce como “La Tierra Prometida”.

La parcela alberga en su interior varias propiedades que Oprah ha ido adquiriendo a lo largo de los años. Entre ellas se incluye una granja de 23,9 millones de euros y una mansión de inspiración española que adquirió por 5,9 millones, según ha podido saber Vanity Fair.

El terreno principal lo compró en 2001 por un total de 50 millones de dólares. Una cantidad que se ha revalorizado a lo largo de los años pues se estima que el valor de la propiedad hoy sea de 100 millones de dólares.

Meghan Markle y el príncipe Harry

Quizá los inquilinos más demandados de la zona. Muy amigos de Oprah –cuya famosa entrevista al matrimonio se realizó en los jardines de su mansión–, los duques de Sussex decidieron instalarse en esta zona de Santa Bárbara una vez abandonado Buckingham Palace.

El inmueble tiene 1.734 metros cuadrados en una parcela de más de dos hectáreas de terreno, una finca por la que los duques habrían pagado más de 13 millones de euros.

La casa construyó en 2003 y tiene un total de 16 baños y 9 habitaciones, además de un salón, un comedor, biblioteca o cocina equipada.

Ariana Grande 

La cantante le compró la propiedad a otra gran estrella, la presentadora de televisión Ellen DeGeneres, en 2020. Un año más tarde, la cantante se ha dado el “sí quiero” en esta mansión. 

El inmueble data del siglo XVIII y fue construida en Surrey (Inglaterra) desde donde se llevó a Montecito y se reconstruyó piedra a piedra. Es de estilo Tudor y está compuesta de dos edificaciones unidas por un invernadero acristalado.

La compró por casi 6 millones de euros y cuenta con más de 500 metros cuadrados rodeados de un extenso jardín. En su interior, dos dormitorios, dos baños, dos aseos, dos cocinas y diferentes espacios de salón o zona de estar.

Rob Lowe

El actor pagó 13 millones de dólares por una extensa propiedad de 27. 113 metros cuadrados que lleva el nombre de Stonehedge Estate. 

La mansión principal de la finca data de 1925 y cuenta con un estilo arquitectónico clásico de renacimiento español y mediterráneo, típico de la zona.

Según Variety, en los terrenos de la finca también hay dos cabañas independientes para invitados, así como césped y un extenso borque. 

En el interior, la casa principal conserva su madera y azulejos originales. Además cuenta con un salón con chimenea y paneles de caoba, un comedor con puertas francesas y otra chimenea, y una sala de desayunos con vistas a los jardines. 

Los dormitorios de la planta superior tienen vistas al océano Pacífico.