Ellen DeGeneres pondrá punto y final a The Ellen DeGeneres Show en la primavera de 2022, tras 19 temporadas en el aire.

La decisión se ha producido después de la caída sostenida de su audiencia y las acusaciones de exempleados y trabajadores que afirman que el ambiente laboral en el programa es tóxico. Unas revelaciones que también han provocado la fuga de numerosos anunciantes del programa.

Intimidación, acoso sexual y racismo

Sin embargo –y pese a las investigaciones que se abrieron para esclarecer lo ocurrido– la presentadora ha asegurado que su decisión de abandonar el programa no tiene nada que ver con estas declaraciones, que incluían señalamientos de intimidación, discriminación racial y acoso sexual.

«Fue muy doloroso para mí. Quiero decir, mucho. Pero si estuviera dejando el programa por eso, no habría regresado esta temporada«, declaró la presentadora en una entrevista concedida a The Hollywood Reporter.

«Lo único que me importaba era difundir la bondad y la compasión, y todo lo que defendía estaba siendo atacado. Así que me destruyó, sinceramente«, continúa. 

Algunas fuentes indican que DeGeneres se había planteado abandornar el show desde hace tiempo. “Cuando eres una persona creativa, necesitas que te desafíen, y pese a lo grande que es este programa y lo divertido que es, ya no es un desafío”, dijo al medio.

61 Emmy y 60 millones de dólares

Foto: Dave Kotinsky (Getty Images)

Desde sus inicios en el año 2003, The Ellen DeGeneres show ha sido 171 veces nominado a los premios Emmy (con 61 estatuillas de premio) y juntaba frente al televisor a 2,5 millones de espectadores diarios. 

Unos buenos datos que le reportaban a DeGeneres unos ingresos, según Forbes, de 60 millones de dólares al año. 

Sin embargo, desde que el medio BuzzFeed publicara las quejas de 10 extrabajadores y un empleado actual en el que hablaban del mal ambiente laboral las audiencias han ido en picado. 

Por su parte, la presentadora escribió una carta pidiendo perdón y anunciando cambios. “Como alguien que fue juzgada y casi perdió todo por ser quien soy, realmente entiendo y siento una profunda compasión por los que son vistos de manera diferente, o tratados injustamente, o de manera desigual, o lo que es peor, son ignorados”, decía en la misiva. 

Sin embargo, ni las disculpas ni las nuevas propuestas han evitado el desenlace. El fin de una era en el mundo de los programas matinales de televisión.