Tras esta atípica gala de premios la NBC, cadena que retransmitía los Globos de Oro, anunció que el año que viene no emitiría los premios por las acusaciones que está recibiendo la Asociación de la Prensa Estrangera de Hollywood.

En el comunicado, la NBC asegura que siguen creyendo creyendo que la HFPA (Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood) está comprometida con una reforma significativa. 

No obstante, continúa la cadena, “un cambio de esta magnitud requiere tiempo y trabajo, y creemos firmemente que la HFPA necesita tiempo para hacerlo bien. Así, la NBC no emitirá los Globos de Oro 2022Suponiendo que la organización ejecute su plan, esperamos estar en condiciones de volver a emitir el programa en enero de 2023″, terminaba el anuncio.

Corrupción, racismo y favoritismo

Entre los motivos destacan las críticas por falta de transparencia, ética profesional, acoso o racismo. Así como las acusaciones de favoritismo a la hora de elegir a los nominados o de entregar los premios. 

La organización levantó ampollas al descubrir su lisa de nominaciones de este año, en la que no incluía a ninguno de los posibles candidatos al Oscar a mejor película liderados por negros.

Cuando se les preguntó por estas críticas, un representante dijo: “No controlamos los votos individuales de nuestros miembros”, y agregó: “Buscamos construir un entendimiento cultural a través del cine y la televisión y reconocemos cómo el poder de la narración creativa puede educar a las personas de todo el mundo para cuestiones de raza, representación y orientación “, publicó el diario Los Angeles Times en febrero.

¿Y después qué?

Unas declaraciones que han sacudido Hollywood pues, los Globos de Oro son considerados la antesala de los Oscar.

Así que la gran pregunta es ¿qué puede sustituir a los Globos de Oro? Todavía hay muchas galas de premios que buscan desesperadamente una razón de ser.

Los Critics Choice Awards podrían postularse como una buena alternativa sin embargo, no tienen ese acuerdo con la NBC y Dick Clark Productions. Tampoco el atractivo de una alfombra roja.

Por otra parte, el National Board of Review es aún más inescrutable en cuanto a sus miembros y normas que la HFPA, y se creó hace más de un siglo para censurar películas, no para defenderlas por lo que no es precisamente una buena solución. 

En cuanto a los premios de los gremios (Actores de pantalla, Directores, Productores, etc.), si bien pueden ser a veces muy indicativos de quién ganará el Oscar en una categoría determinada ninguno de ellos lo suficientemente relevante.