La mayor feria de relojes de lujo, Watches & Wonders, ha arrancado hoy su versión virtual (por motivos obvios no ha podido celebrarse físicamente en Ginebra, como estaba previsto). Y lo ha hecho con una noticia sorpresa para los aficionados: una de las firmas participantes más deseadas, Patek Philippe, ha lanzado no uno, sino cuatro nuevos Nautilus. Es el modelo con el que todo aficionado relojero sueña, el mismo cuya versión en acero con esfera azul (la muy buscada referencia 5711/1A-010) deja de producirse este año, según anunció la empresa en enero.

Esa decisión, que sentó como un jarro de agua fría a los fans, no fue descabellada teniendo en cuenta la estrategia de Patek Philippe de poner en valor toda su producción por igual. Ya nos lo dijo a Forbes el presidente de la compañía, Thierry Stern, a finales de 2019: “No voy a producir solo Nautilus. Sería un gran error, porque si producimos 10 veces más Nautilus, en menos de dos años nadie estará interesado en él. Tenemos otros 140 modelos en la colección”.

Ahora, para consuelo de los amantes de la enseña, que no encuentran sus codiciados Nautilus fácilmente (las listas de espera de los minoristas son de aúpa, y la producción, limitada), aquí tienen cuatro declinaciones más. Ya son más de 25 referencias de Nautilus para hombre y mujer las que existen, con las que Patek Philippe homenajea a esta legendaria colección que nació en 1976 de la mano del reputado diseñador de relojes Gérald Genta.

Las novedades

Comenzamos por la referencia 5711/1A-014 en acero con esfera verde oliva, el color de moda por el que están apostando todas las firmas relojeras de postín y que ahora estrena el Nautilus con acabado de rayos de sol. Recordemos que la referencia 5711/1A de acero se introdujo en 2006 con una esfera azul con degradado negro. Luego llegó el dial en blanco plateado y, posteriormente, una versión en oro rosa con esfera marrón con degradado negro.

Esta esfera verde que está llamada a volver locos a los aficionados contrasta con los índices de las horas y las agujas luminiscentes en oro blanco. Dentro, el reloj está equipado con el calibre de cuerda automática 26-330 S C que se introdujo en la referencia 5711 en 2019. Dispone de la función stop segundo, para poner la hora al segundo exacto. Si te atreves a bañarte con él, resistirá hasta 120 metros.

Al mismo tiempo, Patek Philippe ha presentado una versión del anterior decorada con 32 diamantes de talla baguette en el bisel. Y también con caja de acero, cuando las piedras preciosas suelen adornar los modelos en oro y platino de la marca. El Nautilus 5711/1300A-001 cuenta asimismo con una caja de de 40 mm de ancho.

En tercer lugar llega el Nautilus Travel Time Chronograph referencia 5990/1R-001, que se viste de oro rosa con una esfera azul con acabado de rayos de sol. Se trata de una nueva interpretación de la versión en acero de 2014 con dial negro, y está dotada del calibre de cuerda automática CH 28-520 C FUS, que aporta tres complicaciones: un cronógrafo flyback (permite reanudar instantáneamente un nuevo cronometraje cuando el cronógrafo está en marcha), doble huso horario e indicación de la fecha por aguja (a las 12h) asociada a la hora local.

Por último, un Nautilus más: un modelo de alta joyería referencia 7118/1450R-001 con engaste de tipo nieve de 2.553 diamantes y caja de oro rosa. Aquí la caja presenta un tamaño algo mayor (un diámetro de 35,2 mm, frente a los 33,6 mm del modelo precedente). Y alberga el calibre 324 S de cuerda automática. Sin duda pensado para las mujeres, aunque sobre gustos para ellos y para ellas no hay nada escrito.