Ya lo dicen machaconamente los anglosajones: location, location, location. O lo que es lo mismo: qué importante es una buena ubicación para las tiendas de una marca, para aportarles visibilidad, notoriedad y tráfico de clientes, entre otras bondades. Si la enseña en cuestión es de lujo, su emplazamiento está claro: con otras de su misma especie. Su concentración les da poder y juntas pueden ofrecer variedad sobre el mismo denominador común: el deseo del lujo. Por eso la compañía japonesa de relojes Seiko Holdings Corporation está celebrando que, tras más de un año de búsqueda, acaba de encontrar su local ideal en el exclusivo Barrio de Salamanca de Madrid, en el que desde el mes pasado despacha sus productos en un entorno más adecuado.

La mudanza de la boutique madrileña de Seiko, de la zona de Preciados a la Calle Ayala (frente a Mantequerías Bravo), responde a su estrategia de afianzar su marca Grand Seiko en España. Si bien Seiko es sinónimo de relojes de cuarzo asequibles, la compañía posee esta otra línea de alta relojería que brinda unos estándares de calidad más elevados.

Lanzada internacionalmente en 2010 e independiente de su marca hermana Seiko desde 2017, Grand Seiko, que llegó a España hace ocho años, ha cumplido ahora 60 primaveras con una red de distribución en Europa más fortalecida. La nueva tienda de Madrid se ha inaugurado tras la apertura de otra en la mítica Plaza Vendôme de París, una pica tras la creación de la división europea de Grand Seiko.

14 tiendas en Europa

La de la capital española suma la decimocuarta tienda propia de la compañía en Europa. Mide cien metros cuadrados y cuenta con un espacio diferenciado de Grand Seiko que ocupa el 40% del total. El resto se ha destinado a los relojes de las colecciones de Seiko Prospex, Presage y Astron.

Allí están a la venta piezas como la edición limitada Seiko Astron GPS Solar, que conmemora el 160 aniversario del nacimiento de Kintaro Hattori, fundador de Seiko, y el exclusivo calibre 9RA5 Spring Drive de Grand Seiko. Las mujeres también hallarán algunos modelos de la línea femenina Lukia, que por primera vez se vende fuera de Asia. El precio de las colecciones principales en el establecimiento oscila entre 1.000 y 6.000 euros.

Seiko desembarcó en España hace más de 40 años de la mano del distribuidor Geresa, la división de relojería del Grupo Cadarso, que comercializa asimismo las marcas Maserati, Morellato Cinturini, Police, Radiant, Nixon, Ice-Watch y Adidas, entre otras.

*Más sobre Seiko: