Carreras y tiempo siempre fueron un binomio indiscutible. Pues bien, una vez más Chopard quiere sorprender a los amantes de las carreras al combinar su creatividad con la de Bamford Watch Department, para crear una edición “muy especial” de su Mille Miglia Classic Chronograph, que tan solo cuenta con 33 relojes numerados.

Gran aficionado a las carreras de automóviles clásicos, Karl-Friedrich Scheufele asegura haber estado siempre convencido de que, en realidad, los amantes de los automóviles extraordinarios y los aficionados a los relojes preciosos comparten una pasión por la máxima elegancia y el rendimiento.

De esta manera, diseñados para medir los tiempos de las carreras, los relojes que Chopard ha creado cada año desde 1988 como parte de su asociación con la 1000 Miglia, presentan un mecanismo de alta precisión certificada y un diseño deportivo que rinde homenaje a la edad de oro de las carreras automovilísticas.

Por su parte, Bamford Watch Department (BWD), reconocida por personalizar a medida los relojes más icónicos del mundo, se ha convertido en un icono del mundo del lujo al ofrecer ediciones limitadas inspiradas en los pequeños artesanos del pasado.

Así, al personalizar el Mille Miglia Classic Chronograph, Bamford Watch Department ha aportado su propio toque especial a una de las creaciones más deseadas por los gentlemen drivers.

Un diseño a medida

Como resultado de un diálogo entre estos dos gentlemen, los 33 relojes numerados Mille Miglia Bamford Edition presentan una elegante combinación deportiva bañada en negro, gris oscuro y naranja fuego.

La caja de 42 milímetros de diámetro está realizada en acero inoxidable DLC granallado, y es que además de su color gris oscuro, que suele ser habitual en los coches vintage, este material contemporáneo e innovador tiene la ventaja de su resistencia al rayado, “algo que resulta fundamental para un reloj deportivo expuesto a las dificultades de la carrera”.

Medidas precisas

Para poder hacer los cálculos más precisos en los rallies automovilísticos, el cronógrafo Mille Miglia Bamford Edition está equipado con un “motor” relojero de alta precisión certificado cronómetro por el Control Oficial Suizo de Cronometría (COSC).

Latiendo a una frecuencia de 28,800 alternancias por hora, y visible a través del fondo de cristal de zafiro de la caja grabado con la icónica flecha 1000 Miglia, este movimiento cronógrafo mecánico de carga automática con una reserva de la marcha de aproximadamente 42 horas presenta las funciones de la hora, minutos, segundos, cronógrafo, fecha y parada de segundos.