Cualquiera diría que solo los hombres contemplan la compra de un reloj como objeto de inversión. En las subastas del sector, las mujeres ni están ni se les espera. Tampoco suelen salir a la venta relojes de mujer con calidad de inversión. Por eso, la ocasión que brinda ahora la casa de pujas parisina Artcurial es única.

La compañía ha programado para este mes en Mónaco dos subastas de relojes de mujer, que incluyen una colección de 80 modelos antiguos perteneciente a un solo propietario que los ha mantenido fuera del ojo público durante más de 40 años. Los firman marcas joyeras y relojeras tan relevantes como Piaget, Longines, Bvlgari, Breguet, Patek Philippe, Vacheron Constantin y Gérald Genta.

Las ventas tendrán lugar el 17 y el 19 de julio en Monte-Carlo, y celebrarán un siglo de creaciones relojeras para mujeres. En la primera jornada, la que han llamado Sparking collection (Colección chispeante), en manos de un solo dueño, está encabezada por un grupo de 15 piezas singulares de Piaget (como las tres de arriba). Muchas de ellas disponen de esferas de piedra dura de un color llamativo, que datan de entre 1969 y 1971.

Se ha incluido un reloj-brazalete en malaquita y oro amarillo (arriba a la izquierda) de alrededor de 1970. Éste se ofrece con un anillo, una gargantilla y aretes colgantes a juego, a un precio estimado de entre 80.000 y 120.000 euros. Piaget solo produjo ocho juegos con el mismo diseño entre 1970 y 1976.

Hay otro ejemplar en oro amarillo de zafiro y lapislázuli de alrededor de 1968 (arriba en el centro) y uno más elaborado con el mismo oro pero con coral (a la derecha), de 1970, aproximadamente. Ambos salen a la venta por entre 60.000 y 80.000 euros.

Otra pieza destacada de la colección es un reloj de pulsera de Cartier de estilo art déco con diamantes y ónix, de alrededor de 1925, estimado entre 15.000 y 20.000 euros (arriba a la izquierda), y un fantástico reloj de pulsera Boucheron de 1972 envuelto en diamantes y oro amarillo (en el centro) que previsiblemente cambiará de manos en la misma horquilla de precios.

Dos días más tarde, el 19 de julio, comenzará la puja Time is feminine (El tiempo es femenino). Exhibirá una selección de relojes antiguos y modernos, incluido el archiconocido (y uno de los modelos más deseados por los coleccionistas) Nautilus de Patek Philippe.

Su hermano Aquanaut, del mismo fabricante, también estará representado con una referencia 4961A-011 en acero y con diamantes de 2021 (arriba a la derecha), a un precio estimado de entre 10.000 y 15.000 euros.

En la fotografía de arriba, a la izquierda, vemos un Duoplan de Jaeger-LeCoultre de 1958 (entre 5.000 y 7.000 euros). A su derecha, un reloj secreto de Omega en oro amarillo con zafiros y esmeraldas (circa 1964), de entre 15.000 y 20.000 euros. Más a la derecha, el Fantaisies Minnie (1990) en oro amarillo y con diamantes en el bisel del maestro diseñador de relojes y joyas Gérald Genta (6.500–8.500 euros).

Antes de que se subasten, estos relojes de mujer, que parten de mil euros, podrán verse con cita previa en la sede de París de Artcurial hasta el 6 de julio. Y en el Hotel Hermitage de Montecarlo, donde tendrán lugar los remates, entre el 15 y el 21 del mes.

Subastas ‘Sparking collection’ y ‘Time is feminine’