La noticia del divorcio de Bill y Melinda Gates ha levantado un polvorín de especulaciones sobre cómo será el reparto de sus bienes y su dinero. No es para menos, el patrimonio del cofundador de Microsoft es de 130.500 dólares, según los datos recabados por Forbes. Una cifra que lo convierte en la cuarta persona más rica del mundo.

Según la petición de divorcio, Bill y Melinda están actualmente separados y firmaron un contrato que establece cómo deberán manejarar sus finanzas ahora que no están juntos.

De esta forma, pidieron al tribunal que dividiera sus bienes basándose en los términos del contrato de separación, pero no se revelaron los detalles del escrito. Además, se desconoce si la pareja firmó un acuerdo prenupcial por lo que todas las hipótesis están abiertas en el que pueda ser uno de los divorcios más caros de la historia.

Segunda mujer más rica del mundo

Lo que complica las cosas es el hecho de que Washington, donde reside la familia Gates, es un estado de bienes gananciales. Eso significa que todos los bienes adquiridos por cualquiera de las partes durante el matrimonio se consideran comunes y suelen dividirse a partes iguales durante el divorcio en ausencia de un acuerdo prenupcial.

Sin embargo, en Washington, las partes pueden acordar dividir sus bienes de forma “justa y equitativa”. Una alternativa que puede dar lugar a acuerdos que no sean necesariamente al 50% para cada uno, dijo a Forbes US Janet George, abogada de divorcios del bufete de abogados McKinley Irvin, con sede en Washington.

Si Bill y Melinda decidieran repartir la fortuna a partes iguales, el patrimonio de Melinda alcanzaría un valor de 65.250 millones de dólares. Una cifra que superaría la de la exmujer de Jeff Bezos, MacKenzie Scott, cuya cartera tiene un valor de 59.800 millones de dólares.

Si esto sigue adelante, Melinda French Gates –que recientemente ha introducido su apellido de soltera French en sus perfiles de las redes sociales– se situará sólo por detrás de Françoise Bettencourt Meyers, la propietaria de L’Oreal de 67 años, cuya fortuna heredada asciende ahora a unos 83.000 millones de dólares.

Fundación Bill y Melinda Gates

El divorcio también pone en tela de juicio el futuro de los esfuerzos filantrópicos de la pareja a través de su fundación, la mayor del mundo.

Los Gate, que crearon esta organización benéfica en el año 2000, se comprometieron a donar la mayor parte de la riqueza generada en Microsoft para “ponerla al servicio de las personas” con el objetivo de crear igualdad de oportunidades para todo el mundo.

Sin embargo, según The New York Times la fortuna de Gates no ha ido a parar a la fundación, por lo que es una incógnita dónde está la mayoría de su dinero.

A pesar de que el comunicado de los Gates dice que ambos planean seguir trabajando juntos en su fundación, su divorcio podría afectar a la cantidad que donan individual o conjuntamente a esta causa.

Cascade Investement

El matrimonio tiene numerosos negocios en común. Empezando por su holding, Cascade Investement con el que controlan su patrimonio.  

Cascade Investments tiene participaciones significativas en docenas de empresas públicas y privadas. Por ejemplo, posee el 47% de la empresa privada Four Seasons Hotels and Resorts y del Ritz Carlton San Francisco.

Entre sus inversiones públicas, Cascade posee el 25% de Ecolab, el 14% de Canadian National Railway, el 4% de Berkshire Hathaway, el 10% de Deere & Company, el 14% de AutoNation y el 34% de Republic Services.

Inmuebles 

Su mansión en Seattle, conocida como «Xanadú 2.0», es probablemente una de las residencias privadas más valiosas del mundo.

Situada en la ladera de una colina con vistas al lago Washington, en Medina (Washington), sólo la casa principal tiene más de 6.000 metros cuadros. Los impuestos anuales sobre la propiedad de la mansión ascienden a 1,063 millones de dólares, sobre un valor tasado de 150 millones de dólares.

Una finca ecuestre en California que fue adquirida en 2014 por 18 millones de dólares. No muy lejos de Rancho Santa Fe poseen una mansión frente al mar en Del Mar , que comprada en abril de 2020 por 43 millones de dólares.

Desde 2003 poseen otra finca ecuestre en Wellington, Florida, por la que pagaron algo menos de 9 millones de dólares. En Cody, Wyoming compraron oto rancho por 12 millones de dólares.