El pasado lunes se conocía la sentencia del Tribunal Mercantil de Barcelona por la que ordenaba a la multinacional Lidl a retirar todos sus robots de cocina del mercado español, al considerar que se había infringido la patente de Thermomix en España.

El tribunal concluyó que la empresa Vorwerk, fabricante de la mítica Thermomix, cuenta en España con la protección de las características de su producto y que, la cadena de supermercados, implementó de forma infractora las características de Thermomix en su máquina Monsieur Cousine.

En consecuencia, Lidl deberá indemnizar al fabricante de Thermomix por los daños y perjuicios causados con una cifra que no ha sido fijada todavía.

Un fallo que ha dado lugar a un enfrentamiento entre dos de las familias más ricas de Alemania: los Schwarz (Lidl) y los Mittelsten (Thermomix).

Dieter Schwarz

Es el CEO de los supermercados Lidl, de la cadena de hipermercados Kaufland y dueño del grupo de distribución Schwarz Gruppe. Todo esto es lo que convierte a Schwarz en el hombre más rico de Alemania. Su fortuna asciende a los 41,8 mil millones de euros.

Dieter fue el artífice de la expansión de un negocio que vio la luz en la década de 1930. El Grupo Schwarz, fundado por la misma familia durante la primera mitad del siglo XX, se unió con otra, los Lidl, dedicados a la distribución de frutas. Esta fusión dio lugar al Lidl & Schwarz, operativo hasta el inicio de la Segunda Guerra Mundial.

No fue hasta el año 1968 cuando uno de los herederos, Josef Schwarz, comenzó a dedicarse a la venta mayorista hasta que, en 1973, abrió su primer supermercado de descuentos. Su hijo Dieter llevó a todo el país ese negocio de tiendas de abastecimiento para las que recuperó el nombre de Lidl. Además, Dieter fundó una cadena de hipermercados bajo el nombre Kaufland.

A día de hoy, el grupo sigue siendo propiedad de la familia Schwarz: un 99,9% de las acciones pertenecen a la Fundación Dieter Schwarz y su director ejecutivo es Klaus Gehrig, que desempeña el cargo desde el año 2004.

Su andadura en Europa comenzó en 1989, en Francia. En 1994 llegaron a España y, a día de hoy, la cadena de supermercados cuenta con más de 600 establecimientos.

Vorwerk-Mittelsten

Para hablar de la empresa que ha dado origen al robot de cocina más emblemático hay que remontarse a 1884, cuando los hermanos Carl y Adolf Vorwerk fundaron una compañía dedicada a la fabricación de tapices y alfombras.

A los hermanos les sucedió el yerno de Carl, el primero de una larga lista de Mittelsten que ha mantenido a la familia al frente del negocio. Al estallar la Primera Guerra Mundial se vio obligado a reinventarse. Así fue como cambió los tapices por la fabricación de maquinaria.

Dedicados de lleno a este nuevo sector, la empresa se hizo famosa como fabricante de una aspiradora que Mittelsten patentó. Gracias a su éxito, el pequeño negociode los Mittelsten se convirtió en multinacional.

Cuando llegó la Segunda Guerra Mundial, la familia se vio obligada a volver al negocio de antaño: la fabricación de armas, esta vez, bajo el mandato de Hitler.

Años después, se les señaló por haber fabricado armas con judíos que realizaban trabajos forzosos. Unas acusaciones que generaron gran controversia y a las que tuvo que hacer frente Jörg Mittelsten, CEO de la empresa hasta el año 2005 y, ahora, convertido en presidente honorario del Consejo de Administración.

Una saga familiar que ha conseguido una fortuna valorada en 1.400 millones de euros.