Puede que sus caras no te sean familiares. Pero sí lo serán sus apellidos. MacKenzie Bezos y Melinda Gates, dos de las mujeres más ricas y poderosas del mundo han unido fuerzas con un objetivo común: la igualdad de género.

Las dos empresarias se han asociado para organizar un concurso que bajo el nombre de El desafío Igualdad no puede esperar otorgará 30 millones de dólares a la organización (o las coaliciones de organizaciones) con las mejores ideas para ayudar a expandir el poder y la influencia de las mujeres en los Estados Unidos para 2030.

“Cerrar la brecha en la igualdad de género nos beneficiará a todos. La historia sigue enseñándonos que cuando una diversidad de voces está representada en las decisiones, el resultado es mejor para todos“, ha señalado MacKenzie Bezos en un comunicado.

Más información: