Podemos quiere un nuevo impuesto para los ricos. El vicepresidente Pablo Iglesias ya adelantó el viernes pasado en la reunión de la dirección de Podemos que su intención es crear “una tasa de reconstrucción para que los que más tienen puedan arrimar el hombro, aportando recursos a las arcas públicas”.

Esta semana Podemos propondrá en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica la creación de un impuesto a las grandes fortunas con el que el Estado recaudará, según sus cálculos, unos 11.000 millones de euros, lo que supone un 1% del PIB. Esta cifra es el equivalente a un tercio del déficit de 2019 en España y más del doble de lo que el Gobierno destinó a Sanidad el año pasado.

Este nuevo impuesto para ricos afectaría a los patrimonios de más de un millón de euros. Está planteado de forma progresiva, con la intención de que la mayor parte de la tasa recaiga sobre los 1.000 patrimonios más altos. Esta tributación sustituiría al actual impuesto de patrimonio.

En concreto, dicha tasa supondría un 2% –20.000 euros al año– para los patrimonios netos a partir de un millón de euros y un 2,5% para los que superen los 10 millones de euros. Para los patrimonios de 50 y 100 millones de euros, ascendería al 3 y al 3,5%, respectivamente.

Estos son los 100 españoles más ricos a los que puede afectar este impuesto. Sus patrimonios superan los 270 millones de euros.

Más información: