Publicado enOpinión

La belleza

Hace ya casi diez años, hicimos un viaje familiar a Londres, donde reside mi hermano desde tiempos inmemoriales. Nos llevamos a nuestras amamas con nosotros, así que al final fuimos siete los que aterrizamos en Heathrow. Si nos hubieran dado unos tuppers, pareceríamos la típica familia de playa mediterránea: ruidosa, desorganizada, algo caótica, pero feliz. […]