Porsche se sube a la revolución de lo eléctrico empezando por dentro. La compañía de Stuttgart está poniendo en marcha una serie de ofertas para que los empleados que tiene derecho a un coche de empresa apuesten por los modelos verdes. De esta manera, se espera que a lo largo de este año hasta el 50% de la flota total de vehículos de gerencia o dirección sean eléctricos o híbridos.

El cambio ha empezado por la dirección. Los altos cargos de la compañía están adoptando el Porshce Taycan como modelo de referencia. Una berlina deportiva 100% eléctrica que en España se vende desde 110.000 euros.

No es el único modelo con electrificación que se puede encontrar en el portfolio de la empresa. Además de las ocho versiones del Taycan y Taycan Cross, la marca cuenta con cinco versiones más de los modelos Cayenne y Panamera con distintos grados de hibridación.

El director de recursos humanos de Porsche, Andreas Haffner, indicó que “A Porsche le gustaría convertirse en la marca más sostenible para la movilidad exclusiva y deportiva. Por tanto, es lógico que ampliemos nuestra ofensiva eléctrica para incluir los coches de empresa y el programa de renting de empleados”.

La marca vive un buen momento. En 2020 vendió 272.000 vehículos en todo el mundo, prácticamente los mismos que el año anterior a pesar de la pandemia de Covid-19. La marca afronta la electrificación como una oportunidad y prevé que en 2025 los modelos con estas tecnologías supongan el 50% de sus ventas y hasta un 80% en 2030.