Ferrovial y Acciona se disputan el diseño y la construcción de uno de los proyectos de carretera más importantes de Estados Unidos: la autopista de peaje SR 400 Express Lanes, una carretera de casi 20 kilómetros de largo en Atlanta, Georgia.

Este tipo de autopistas de pago son muy comunes en Estados Unidos, ya que se construyen a las afueras de las grandes ciudades para con el fin de gestionar los picos de tráfico y atascos.

Ferrovial, a través de Cintra, se ha aliado con Macquarie, una multinacional australiana que ya cuenta con experiencia en este tipo de proyectos. Por su parte, Acciona ha formado equipo con el fondo de inversión francés Meridiam. Ambas constructoras tendrán que competir para hacerse cargo de la construcción y diseño de la carretera, que requiere inversiones por unos 1.700 millones de euros.

Como finalista también figura la concesionaria ASTM, que pertenece a la empresa italiana Gavio y al fondo Ardian, que a su vez se ha aliado con el grupo israelí Shikun & Binui.

La autopista SR 400 es una de las principales conexiones de norte a sur de los centros de empleo y las áreas residenciales de Fulton y Forsyth, de acuerdo a Expansión.

En marzo de este año, la autoridad de transportes del estado de Georgia lanzó un proceso de licitación para la construcción, diseño, operación y financiación de este megaproyecto, que consiste en la ejecución de 16 millas de carriles rápidos que se construirán en el interior de los carriles ya existentes de esta carretera, y que en el futuro se conectarán con la I-285 Top End Lanes, otro de los grandes proyectos de peajes del estado.

Ferrovial ya cuenta con experiencia en construcción de carreteras en Georgia. En 2014 ganó el contrato de mejora de parte de los corredores SR 400 e I-285, que contó con un presupuesto inicial de 460 millones de euros.