El grupo García Carrión, dueño de Don Simón, no podrá utilizar la popular canción de Tinto de verano para promocionar su bebida, de acuerdo a Expansión. El Juzgado de lo Mercantil número 9 de Barcelona ha ordenado a la empresa española de bebidas a retirar la pieza de cualquier medio de difusión, (incluidos los medios digitales) ya que alega que hay un incumplimiento de contrato. Además, también deberá indemnizar a las compañías discográficas Punto Music y Warner Music con 104.000 euros, según informa el diario.

El conflicto comenzó por el contrato de licencia de marzo de 2007, en donde se le autorizaba a el grupo García Carrión a realizar cuatro sincronizaciones de la canción durante dos años, una en televisión, y otra en la radio, algo que la empresa de bebidas no considera válido.

García Carrión asegura que existe un acuerdo verbal con la empresa de edición musical teddysound, el gestor de los derechos de explotación de la canción, que le permitía utilizar la canción Tinto de verano a nivel mundial e indefinidamente. No obstante, dichas negociaciones nunca se llevaron a cabo de forma presencial, siempre fueron por teléfono o correo electrónico, de acuerdo a la sentencia.

«La demandada no ha aportado prueba que permita dudar de la validez de dicho contrato, más allá de esgrimir que el contrato es falso negando ser la autora del garabato que aparece en su nombre. Debe afirmarse que la demandada solamente estaba autorizada a utilizar con fines publicitarios la obra objeto de este pleito por un tiempo limitado, en los términos de dicho contrato, de marzo de 2007 a diciembre de 2008″, rescata Expansión de la información proporcionada por el tribunal.

El informe presentado por los demandantes asegura que el número de sincronizaciones que se han presentado en la radio y televisión se eleva a 79 hasta el pasado 13 de junio.

La disquera Punto Music, una de las codemandantes, firmó en abril de 2004 un contrato con TeddyMusic para la incorporación de Tinto de verano, del grupo Los Guateque.

La sentencia también destaca que García Carrión anteriormente presentó una querella contra los dos sellos musicales, ya que la empresa alegaba que existía un presunto delito de estafa procesal, no obstante, la querella fue inadmitida a trámite por el Juzgado número 13 de Barcelona en noviembre de 2020.