Ayesa, proveedor global de servicios de tecnología e ingeniería, ha llegado a un acuerdo con ProA Capital y otros accionistas minoritarios, entre los que figuran ONCE y Kutxabank, para adquirir el 100% de Ibermática.

Se espera que esta transacción, de la que no se han desvelado los detalles económicos, se cierre en los próximos meses, tras la aprobación por parte de las autoridades competentes.

El objetivo de esta operación, según ha informado Ayesa en un comunicado que recoge Europa Press, es conformar un grupo líder en servicios digitales con capacidad para acompañar a grandes clientes en sus principales proyectos de transformación digital.

La facturación conjunta de ambas compañías asciende a 600 millones de euros, lo que las sitúa ya como uno de los cinco primeros actores del mercado IT español. Tras la inversión mayoritaria de A&M Capital Europe, Ayesa ha desplegado un plan de crecimiento orgánico y vía adquisiciones, siendo Ibermática la tercera operación corporativa que se materializa este año.

Fundada en 1973, Ibermática es una firma enfocada en la digitalización de grandes compañías y administraciones públicas. Ofrece un amplio abanico de servicios digitales en los ámbitos del desarrollo y mantenimiento de aplicaciones de software e infraestructuras, además de la implantación de tecnologías emergentes como la inteligencia artificial, la analítica avanzada de datos, ciberseguridad y migración a la nube, entre otros. Al cierre de 2021 contaba con 4.750 trabajadores y una facturación de 276 millones de euros.

Implantación en toda España

La operación conformará un grupo con altas capacidades tecnológicas y una amplia penetración sectorial, así como con implantación en toda España. Ambas compañías presentan una enorme complementariedad en todos estos factores.

En cuanto a la oferta, el grupo reforzará sus servicios en inteligencia artificial, analítica de datos, automatización y robotización de procesos o desarrollo de aplicaciones nativas en cloud.

Además, ocupará una posición «privilegiada» por número de consultores certificados en SAP y para acometer proyectos a gran escala de migración de centros de datos a entornos multi-cloud. Asimismo, la combinación de ambas situará a la nueva organización como proveedor «referente» en España de servicios tecnológicos para empresas de energía y utilities y administraciones públicas, según destaca Ayesa en un comunicado.

A nivel internacional contará con una red comercial y operativa en 22 países. En suma, se prevé que las sinergias existentes impulsen el negocio de forma «relevante», pues dispondrá de una oferta muy competitiva para abordar proyectos tecnológicos ‘end to end’, con foco en la combinación de tecnologías, experiencia y conocimiento funcional.

Para esta operación, Ayesa ha contado con Arcano como asesor financiero, con Houlihan Lokey como asesor de deuda y con Pérez-Llorca como asesor legal. Por su parte, los socios de Ibermática han contado con EY para la elaboración de los informes de due diligence, Deloitte como asesor financiero y Linklaters como legal.

Ibermática mantendrá la sede en Euskadi

La integración de Ibermática en el grupo consolidará su presencia en los territorios donde opera, manteniendo su sede actual en Euskadi. En términos de empleo, conformarán una de las mayores plataformas tecnológicas a nivel nacional, con más de 11.000 profesionales especializados en más de 70 disciplinas.

Por otro lado, Ayesa continuará con su estrategia de inversiones. Esta operación corporativa sería la tercera que ejecuta a lo largo de este ejercicio, tras la incorporación de A&M Capital Europe como socio mayoritario. En este contexto, el grupo estudiará nuevas transacciones para complementar los servicios tecnológicos y de ingeniería, tanto dentro como fuera de España.

José Luis Manzanares Abásolo, CEO de Ayesa, destaca que «tanto la implantación geográfica como la oferta de servicios de ambas compañías son altamente complementarias. Nuestros grandes clientes podrán confiar sus mayores proyectos de transformación digital, pues extenderemos nuestras capacidades y servicios tecnológicos de forma natural. Junto a ello, la suma de los equipos directivos nos posiciona como un grupo líder en talento y liderazgo dentro del sector tecnológico nacional e internacional».

De su lado, Juan Ignacio Sanz, CEO de Ibermática, considera que «Ibermática dará un salto cualitativo al incorporarse a un sólido proyecto empresarial en expansión, con importantes sinergias comerciales y un horizonte profesional muy retador. Concentraremos buena parte del mejor talento tecnológico, experiencia funcional en nuestros diferentes sectores y potencial de innovación».

Ayesa, que cuenta con más de 6.300 empleados y presencia directa en veinte países de Europa, América, África y Asia, desarrolla e implementa soluciones digitales para empresas y administraciones públicas y aplica las últimas tecnologías al diseño y supervisión de infraestructuras. En 2021, el grupo liderado por José Luis Manzanares Abásolo logro unas ventas de 322 millones de euros.